09/06/2021

Claro cierra oficinas comerciales y produce despidos encubiertos

Hoy tuvo lugar una concentración de Foetra frente a las oficinas de la calle Florida.
delegado Foetra y congresal Fattel

Hoy tuvo lugar una concentración de Foetra en las puertas del edificio de Claro, ubicado en el microcentro porteño, frente a la decisión de la empresa de cerrar dicha oficina y avanzar en retiros voluntarios. En estos momentos, se está desarrollando una reunión en el Ministerio de Trabajo, que, en caso de no dar una solución al conflicto, mañana habrá nuevas acciones de lucha por parte de los trabajadores afectados.

En la oficina comercial de la calle Florida, los trabajadores se llevaron una sorpresa cuando el martes 8/6, al llegar a sus puestos de trabajo, personal de “recursos (in)humanos” les informaron que la empresa Claro había decidido cerrar la oficina comercial de un día para otro, y, como la situación económica estaba “complicada”, no les garantizaban el puesto de trabajo ni la indemnización correspondiente. Con este discurso buscaban forzar un retiro “voluntario”, ofrecimiento que están haciendo circular en varias oficinas comerciales, metiendo presión a los trabajadores que están trabajando, exponiéndose a los contagios con una empresa que desde el momento inicial de la pandemia incumple los protocolos transformando las oficinas en una fuente de contagio. El apriete en la oficina comercial de la calle Florida, donde hay más de 30 compañeros/as llevó a una intervención de delegados de Foetra que se hicieron presentes para respaldar a los trabajadores/as a los que supuestamente la empresa dice no tener lugar para ofrecer en otros centros de atención.

 

 

 

Desde el año pasado, al igual que Movistar, donde se cerraron decenas de oficinas comerciales, la empresa Claro viene avanzando con un proceso de cierres de CACs (Centros de Atención al Cliente) como ya sucedió con el local de Unicenter, Plaza Italia y en varios provincias como Neuquén y Córdoba, entre otras. Se trata de un ajuste patronal que busca cortar el hilo por lo más delgado eliminando puestos de trabajo y oficinas. Esta situación se suma a los 40 trabajadores tercerizados de Polymont/Claro que realizan el mantenimiento de los sitios y antenas de Claro en el Amba y la provincia de Buenos Aires. Lo que derivó en un reclamo colectivo en las oficinas técnicas y comerciales de la Capital, reclamando el pago de los salarios adeudados desde marzo y la continuidad laboral, ya que estas tareas y los sitios se tienen que mantener y los compañeros necesitan trabajar.

No al cierre de las oficinas comerciales y los aprietes para los retiros “voluntarios”. Por el pago de los salarios y la continuidad laboral de todos los trabajadores efectivos y tercerizados.

 

     

También te puede interesar:

La presencialidad irresponsable desnudó el vaciamiento de la educación pública.
Abajo el pacto de Larreta y Sutecba para degradar el salario.
Fuerte intervención en la primera sesión de la legisladora del FIT-U.
Charla debate este viernes a las 19 horas por Zoom con Amanda Martín, legisladora porteña.