08/06/2020

Clínica Nuestra Señora de la Dulce Espera: hablan los trabajadores

“No somos héroes, y nos podemos contagiar”

A la par del avance de la pandemia, las precarias condiciones de trabajo y salubridad en la Clínica Nuestra Señora de la Dulce Esperanza de Sarandí empeoran de forma veloz y feroz.


Entrevistamos a un integrante del personal, quien nos desarrolló la radiografía diaria del centro sanitario.


P: Buenas tardes, ¿te parece si arrancas contándonos cuáles son las condiciones de trabajo en la clínica?


R: Las condiciones de trabajo son pésimas. No te dejan material, tenés que andar buscando por todos lados, no hay nunca nada, escasez en todo. Nos hacen trabajar 12 horas diarias, día por medio. Cuando en realidad deberían ser 10 horas. Como no quieren pagar personal te explotan 12 horas. Una vergüenza, cuando se llenan los bolsillos a raíz de la esclavitud de personal


P: ¿Y con el Covid-19 no mejoró?


B: No, para nada fue aún peor, nos tenemos que comprar nuestros propios barbijos, máscaras, etc. Ellos (dueños del centro de salud) al principio nos decían que no pasaba nada y traían una infectóloga que no sabía nada. Sin protección, y desinfección tanto para nosotros como para la ropa de cama de la clínica. La gente tiene que estar con sábanas todas manchadas. Sabiendo que tienen un cuarto lleno de ropa de cama


P: ¿Hay casos de Covid-19 dentro del personal?


B: Sí, la jefa de enfermería, las de neo y otros casos que no sabemos porque jamás se testeó a más nadie, y si pedías luego te despedían como le pasó a un compañero. Diciendo luego mentiras y ensuciándolo con calumnias. A los trabajadores se los informa si están infectados solo telefónicamente. Jamás le muestran un resultado, por lo cual no se quedan conformes.


P: ¿Cuántos trabajadores son por turno?


B: En enfermería uno por piso. Y el enfermero te hace todo, electro, te saca sangre, para laboratorio, es camillero.


P: ¿Cuántos pacientes atienden de forma diaria aproximadamente?


B: Depende de cómo está el piso pero se atiende de 10 a 16. Sacando que algunos son adultos y otros pediátricos, porque ahí mezclan todo.


P: ¿Con relación al sueldo, pagan en tiempo y forma?


B: El sueldo se divide en dos partes una el 5 y otra el 20 de cada mes. Obvio que mucho menos de lo que dice el convenio. En realidad tendrían que pagar de una sola vez y punto, no en dos cuotas. Hay compañeros que renunciaron y hace más de 2 meses lo tienen dando vueltas con el pago. Hay compañeras a las que no le pagan su sueldo, porque no van a trabajar por ser personal de riesgo.


P: ¿Hay alguna separación entre infectados de Covid-19 con posibles confirmados?


B: No, ninguna. Todos son Covid hasta que el test diga lo contrario. Y si no estaba se contagió igual. Porque ponen positivos con negativos, solo para que entre más gente y si no hay lugar mandan la orden para que se mueva todo.


P: ¿El municipio o la provincia hicieron algún tipo de inspección?


B: No, jamás vi gente del municipio ni de provincia jamás, por eso hacen lo que quieren porque jamás esa clínica es inspeccionada. Si fueran se llevarían una gran sorpresa.


P: ¿El sindicato hizo algo al respecto?


B: Nosotros no sabemos qué es eso, no nos dejan asociarnos y si lo hacemos somos despedidos. Y si vamos al sindicato, ellos se enteran enseguida. Llamé al sindicato para charlar pero jamás tuve respuestas.


P: ¿Cuáles considerás que son las medidas urgentes a tomar en esta situación?


B: Las medidas urgentes es la protección a los trabajadores, con la información correspondiente, barbijos N95 (los correspondiente para los centros de salud), más los quirúrgicos, y el material necesario de desinfección. Y más personal. Por ejemplo, en el sector de limpieza hay solo uno de dos y dos a la mañana para toda la clínica. Mejores sueldos y humanización para todos los trabajadores y pacientes. Testeos para todo el personal de salud. No somos héroes, y nos podemos contagiar.


Exigimos sueldos dignos, testeos para el personal, protección adecuada. Necesitamos trabajar, pero también volver a nuestras casas, sanos y salvos, por nuestra familia. Urgente gente de la municipalidad y provincia para controlar esa clínica. Acá fallecen bebés por la falta de insumos correspondientes, y nunca apareció nadie del Ministerio de Salud a investigar nada. Basta de jugar con la salud. Basta de Sandra Panizza (titular de la clínica) llenarse los bolsillos sentada desde su casa.

También te puede interesar:

Hallan piedra de un collar del joven en un patrullero
La provincia de Córdoba con nuevos récord diarios, complicada situación en el interior.
En algunos hospitales las camas ya están al 100%, como denunciaron las y los trabajadores del Hospital Roque Sáenz Peña.
El gobierno señaló que 7 provincias tienen el sistema sanitario al límite. Escribe Guillermo Kane