24/01/1998 | 572

Comienzo de año caliente

Telefónica: un numeroso sector de trabajadores, encuadrados como técnicos y supervisores, se negaron a cumplir el horario que fija un nuevo convenio flexibilizado del sector (Fopssta), parando, en los hechos, durante tres días. La patronal suspendió transitoriamente la aplicación del nuevo horario. Los trabajadores quieren ser pasados al convenio de Foetra.


Telecom: 13/1, 1.200 trabajadores (un récord, para la época del año y para una sola empresa) manifestaron frente a la sede empresaria de Puerto Madero, reclamando ningún despido, derogación de los cursos y del “programa de reinserción laboral”, y vuelta al trabajo de los compañeros afectados al mismo (16 por el momento).


16/1, una radio abierta en el microcentro reunió a los trabajadores afectados y sus delegados, que denunciaron este plan de despidos encubiertos.


Es que Telecom ha informado de un plan de “reinserción laboral en el mercado” (despidos) de 600 empleados hasta setiembre. Y se estima que Telefónica quiere deshacerse de 1.000. Esto con el argumento de que la desregulación del mercado telefónico impondrá la reducción de costos para aumentar la competitividad. El sindicato Buenos Aires de Foetra ha respondido en su denuncia que esto es improcedente, tratándose, por ejemplo en Telecom, de una empresa que gana 300 de pesos en un año, 17% de rentabilidad neta, que ya redujo el personal en un 50% y que tiene una productividad de un trabajador cada 294 líneas, mientras en Francia esa relación es de 1 cada 227 para la misma empresa.


Nunca mejor aplicado el reclamo, incorporado al programa del gremio, de reducción de la jornada laboral (aumentada cuando la privatización) sin afectar el salario. Ahora se prepara un Plenario de Delegados del gremio para el jueves 22, para discutir que nuevas medidas se tomarán,en caso de que las empresas mantengan su tesitura.