25/09/2003 | 818

Compre Córdoba, Compre Fiat

Por D.O.

El tema es a quién le compra el Estado los 450 ómnibus que los capitalistas han decidido que hacen falta para el transporte público de la ciudad de Córdoba (y los candidatos repiten, claro). Pujan Mercedes-Benz y Fiat (Iveco). La primera con unidades producidas en un 70% en Brasil y con un crédito de ese origen tramitado personalmente por De la Sota. Fiat, con chasis y motores armados en su planta casi ociosa de Córdoba, acaudillando a un conjunto de autopartistas en similar condición. Hay unos 20 millones de pesos en juego.


A pedido de la Cámara de Industriales Metalúrgicos, la mayoría de los candidatos a intendente de Córdoba firmaron el compromiso de dar prioridad a los productos fabricados en la provincia en caso de resultar electos. Firmó Juez, el iniciador de la idea y nuevo lobbysta alquilado por las terminales (Fiat, Volkswagen) y autopartistas radicadas en la provincia. Y también Keegan, el desahuciado candidato del gobernador De la Sota. Aunque éste sigue promoviendo la variante Brasil.


Recchia, el presidente de la Cámara, le recordó al gobernador que «más allá de este compromiso, hará falta financiamiento local, nacional o internacional». Como dice Carlos Moreno, candidato a intendente de la ciudad por el Partido Obrero, los capitalistas pelean como hienas por «rapiñar los presupuestos municipal y provincial, mientras todos ellos coinciden en que no se aumenten los salarios públicos ni privados ni las jubilaciones».


El PO no firmó, y ratificó que su compromiso «en la Legislatura y el Concejo Deliberante, como en la calle, es por un salario mínimo de 900 pesos y por la reapertura de las fábricas vaciadas y cerradas, con un subsidio estatal y bajo gestión obrera».

También te puede interesar:

La Municipalidad gasta millones en publicidad de Facebook, en lugar de invertir esos fondos en obras de infraestructura.
Les estudiantes de esta escuela cordobesa se organizan para denunciarla.
El Polo Obrero, junto al Frente Piquetero de Lucha, planteó una salida al crecimiento de la pobreza.