24/06/2004 | 856

La Asamblea Ordinaria de Memoria y Balance en Amsafe, departamento Rosario, realizada el viernes 18 de junio, se transformó en una farsa de democracia sindical. El documento de Memoria y Balance no llegó a las escuelas. Esto quiere decir que los compañeros no tuvieron posibilidad de conocerlo ni de debatirlo.


Pese al desconocimiento de los asambleístas, la Comisión Directiva saliente se negó a dar un informe sobre lo actuado. Tampoco se consideró el pedido de cuarto intermedio para que los compañeros pudieran informarse.


Sin ningún debate se impuso la aceptación a libro cerrado.


La cuestión de cómo se manejan los dineros del gremio es una de las más sentidas por los docentes: ¿cuánto dinero ingresó, y en qué lo gastaron?


El oficialismo, incapaz de leer el masivo rechazo que recibió en las urnas en el departamento Rosario, continuó profundizando su accionar burocrático a espaldas de los compañeros.


Los compañeros electos el 2 de junio reafirmamos nuestro compromiso con los compañeros de iniciar una nueva etapa en Amsafe, con un gremio de cuentas claras y abierto a la participación de todos.

En esta nota

También te puede interesar:

Derrota de los intentos de proscripción a la lista integrada por Tribuna Docente e independientes.
Fue su primera presentación en las elecciones de Agmer.
Vamos por un sindicato para defender el salario y la escuela pública.
Entró en crisis el “pacto social” de burocracias y gobierno, augurando un etapa de fuertes luchas.
A las 11h en apoyo a la comunidad, y como clara señal de defensa de la escuela, y en contra de cualquier plan de traslado.