15/10/1998 | 604

1. Exigir la renuncia de las autoridades del hospital por ser los directos responsables de la feroz represión que sufrieran dos militantes políticos y un compañero de trabajo, como así también repudiamos al director médico asociado, Dr. José Luis Soares, quien impartió la orden de desalojo, dejando en claro su verdadera actitud autoritaria, intolerante y antidemocrática.


2. Exigir el inmediato retiro del personal policial del nosocomio, ya que ha demostrado que no está para preservar la seguridad del mismo, sino que su fin es la de reprimir y perseguir al personal y cualquier otro ciudadano que manifieste pacíficamente sus ideas.


3. Derogación inmediata de la supuesta norma que prohíbe actividades políticas y religiosas dentro de este centro asistencial.


4. Ante la tergiversación de los hechos, confundiendo maliciosamente a la opinión pública, convocamos a una conferencia de prensa el día 9/10/98, a las 10 horas, en el hall central del hospital provincial Neuquén.

En esta nota