01/03/2021
paritaria docente

Con Kicillof y Baradel el salario pierde un 23 por ciento en dos años

1 y 2 de marzo: Paro provincial de No Inicio convocado por los Sutebas Multicolores.

A 36 horas de iniciarse el ciclo lectivo, Suteba firmó una paritaria a la baja, de pobreza, y aceptó iniciar las clases sin condiciones ni edilicias, ni sanitarias ni de seguridad e higiene.

En reuniones de delegados que se realizaron este sábado 27 de febrero a la mañana, luego de haberse suspendido dos días consecutivamente, se informó la propuesta salarial del gobierno de Axel Kicillof que la burocracia sindical docente de Baradel aprobó: una paritaria de pobreza con un aumento del 35 %, en tres cómodas cuotas, un 15 % menos que la inflación prevista por el Banco Central. Pero no solo no considera la inflación prevista, tampoco recupera la pérdida del año 2020, que fue del 8,5%.
Kicillof nada tiene que envidiar a Vidal, porque bajo su gestión el salario docente habrá perdido en dos años casi lo mismo que la caída bajo el período macrista.

Para el maestro de grado (MG), el básico pasa de $ 16.087,50 a $ 17.815, $19.025 y $ 21.709 en cada tramo. En tanto, el salario de bolsillo para el MG sin antigüedad pasa de los actuales $ 36.000 a $ 41.000, en marzo, $43 mil en julio y $ 48.508 en septiembre. De una punta a la otra de la escala salarial, la docencia queda sumergida en valores de pobreza.

Además, achata aún más la escala salarial. Un preceptor, por ejemplo, que recién se inicia cobrará en marzo $ 35.958, y con 20 años de antigüedad $ 46.112, una diferencia salarial de $ 10.154, muy lejos del 125% de antigüedad que marca el Estatuto.

La paritaria de Baradel-Kicillof consolida salarios de pobreza y ataca más aún el ingreso de los jubilados, porque cifras en negro como el Fonid (incentivo Docente) no se tienen en cuenta para los trabajadores pasivos.

El achatamiento de la escala salarial y la depreciación sistemática de las jubilaciones también se sistematizan porque siguen acordando cifras en negro por fuera del básico. No existe la cláusula gatillo, sino una “revisión” si fuera necesario en el último trimestre, mecanismo mediante el cual no se actualizaron el 8,5 % de lo perdido el año pasado.

El plenario de secretarios generales que aprobó esta entrega se realizó este domingo 28 de febrero pasado el mediodía. 300 mil docentes volverán hoy a las escuelas sin saber qué pasó con sus salarios, mucho menos habiendo tenido una real participación en la decisión de un acuerdo ruinoso contra sus condiciones de vida.

De igual forma, hoy lunes, la Ctera, en reunión de secretarios generales, aprobará formalmente la paritaria a la baja y de pobreza que firmaron con el gobierno nacional la semana pasada, que fijó un incremento del salario inicial que establece que los maestros cobrarán un mínimo de 31.000 pesos a partir del 1° de marzo y 37.000 pesos en septiembre.

Como se ve, la burocracia celeste de Ctera-Suteba ha eliminado las asambleas.

Baradel: un discurso ministerial acerca del estado de la educación y de las escuelas

El discurso de informe de Baradel al plenario dominical de secretarios generales, bajo estas circunstancias, fue propio de un ministro de gabinete.

En primer lugar, blanqueó que fueron responsables principales del operativo del ministro Trotta y el gobernador Arcioni de Chubut, para cerrar el conflicto docente pagando parcialmente la deuda que se venía arrastrando hace tres años, porque todavía no está cancelada para la mitad de las categorías de compañeres con salarios más altos, que siguen cobrando con un mes de retraso, y cuya continuidad está por verse. Si el atraso salarial solo se resolvió parcialmente, las condiciones sanitarias, edilicias y de aprovisionamiento para una presencialidad segura claramente ni siquiera fue considerada por la dirección celeste de Atech.

Luego, Baradel respaldó toda la política sanitaria, salarial y educativa del gobierno de Kicillof.
Planteó al Suteba como parte institucional del plan de vacunación, aunque reconoció que apenas fueron 40.000 los docentes vacunados, algo incomprobable pero que no es más que el 12 por ciento del total, cuando se habían anunciado un millón y medio para el pasado mes de febrero.
Defendió y dijo que iba a hacer respetar los protocolos para una presencialidad segura del “Plan Jurisdiccional”. Tarde, porque Kicillof ya los flexibilizó.

Ponderó el cuidado del gobierno provincial hacia los docentes bajo la pandemia (cuando Kicillof y su ministra de educación, Agustina Vila, pretendieron que los docentes concurrieran presencialmente a las escuelas en medio de la cuarentena del 2020, resistido por los Sutebas multicolores), justo cuando el gobierno provincial acaba de negar el derecho a dispensas parentales para el cuidado de hijes en edad escolar cuando la jornada fuera virtual, establecido a nivel nacional por el Ministerio de Trabajo.

Ponderó el plan de obras que el gobierno peronista anunció en marzo 2020. Pero a renglón seguido debió reconocer que se habían suspendido por la pandemia, por lo que por enésima vez señaló que exigirían a la Nación, la provincia y los municipios que hagan las obras que hagan las obras faltantes.

Defendió los planes de precarización Piedas, ATR, etc., a los que sin embargo los presentó como mejores que el IFE, reconociendo el carácter flexible y contrario al estatuto del docente, y resaltó la realización de actos públicos virtuales, en los que se ofrecieron cargos a cuentagotas, que no resolvieron ni la desocupación de los miles de miles de compañeres ni los miles de nombramientos necesarios para cubrir las necesidades básicas de este regreso improvisado.

El gobierno y el propio Frente de Unidad Docente refutan a Baradel

El discurso de Baradel del día domingo, sin embargo, fue refutado por las propias autoridades provinciales que defiende, como así también de parte de integrantes del propio Frente de Unidad Docente Bonaerense, que el Suteba integra. Todos ellos reconocen que las escuelas están en ruinas, por lo que miles de ellas no podrán empezar hoy las clases presenciales.

En la Plata, un 22% de las escuelas primarias no podrá recibir alumnos, de acuerdo con lo informado por el Consejo Escolar. “Algunos edificios tienen más de 120 años. En 2020 estuvieron sin mantenimiento y ahora no dan los tiempos y tampoco nos mandan los recursos”, dijeron en el organismo que se encarga de supervisar esos trabajos menores (Clarín, 1/2).

Lo de La Plata es extensivo a toda la provincia. La FEB hizo un relevamiento la semana pasada en más de 50 distritos de la provincia, donde detectó que “muchas escuelas presentaban algún tipo de inconveniente con la entrega de máscaras, termómetros, guantes, como así también establecimientos con obras o reparaciones sin concluir o faltante de insumos para limpieza”. Según Clarín, Mirta Petrocini, la secretaria general, adelantó que “en aquel establecimiento donde no estén dadas las condiciones por falta de insumos de bioseguridad, agua potable o problemas de infraestructura, no se comenzará” (Clarín, ídem).
Asimismo, la propia Dirección de Cultura y Educación (DGCyE) de la provincia de Buenos Aires, que Baradel felicitó por sus avances, reconoce que solo la cuarta parte de los establecimientos que existen en Buenos Aires –y eso desconsiderando la existencia de 6.000 casos diarios de contagios y de centenares de muertos diarios de promedio- podría avanzar a la presencialidad. Ello incluye a todos los institutos privados, lo cual reduce drásticamente la cantidad de escuelas públicas en condiciones para esta presencialidad improvisada.

Paro provincial de No Inicio convocado por los Sutebas Multicolores

En defesa de las condiciones para marchar a una presencialidad segura, del salario y de las condiciones de trabajo y de la salud de la comunidad educativa, los Sutebas Multicolores votaron un paro de 48 horas que tendrá continuidad la próxima semana, coincidiendo con el paro internacional del 8 de marzo convocado por las compañeras, en contra de la violencia contra la mujer, que en Argentina ya ha cobrado más de 50 vidas, en medio de un recrudecimiento sin precedente de los femicidios.

Por un básico nacional único de $56.000 para todas las escalas y cargos y respeto a las categorías del estatuto docente. Respeto del índice epidemiológico de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) –menos de 20 casos cada 100 mil habitantes (medidos en los últimos 14 días)-, para considerar la viabilidad del regreso a la presencialidad). Obras de reparación, construcción de aulas y escuelas, para garantizar las condiciones de bioseguridad. Provisión de elementos de limpieza e higiene para todos los edificios escolares. Cronograma cierto de vacunación de docentes y auxiliares en el marco de un plan de vacunación universal. Repudio al uso de vacunas a los amigos del gobierno. Conectividad y equipos gratuitos para docentes y alumnes. Universalización del SAE en todos los niveles con alimentos en cantidad y calidad nutricional adecuadas para les estudiantes. Creación de nuevos cargos de docentes y auxiliares bajo derechos estatutarios. Aumento de emergencia del presupuesto educativo, en base al no pago de la deuda. Plata para educación y no para el FMI.

Ante la destrucción sanitaria y educativa de los gobiernos y la complicidad de Ctera, un programa de salida para la educación y un plan de lucha para conquistarlo.

También te puede interesar:

Triunfo de la organización docente-estudiantil. Sigamos luchando por su separación efectiva y por la reincorporación de las profesoras despedidas
Convocado por los Sutebas combativos y Ademys.
Este miércoles 14/4 a las 11hs, movilización desde el Municipio hasta el Consejo Escolar de Hurlingham.
El domingo se realizó una nueva asamblea y se elaboró una carta y un proyecto para el municipio.