17/05/2001 | 706

Congreso de Suteba vota la tregua

Más de 150 congresales de la provincia de Buenos Aires participaron del Congreso ordinario de Suteba del 27 de abril de 2001. Las asambleas que le precedieron fueron realmente escuálidas y representaron entre el 1% y el 2% de los docentes de cada seccional. En estas circunstancias, la oposición, que creció en congresales, no puede superar los escollos que le impone el estatuto sindical regimentador.


La memoria


La memoria declara abiertamente el apoyo al gobierno fondomonetarista de la Alianza, al decir que: «… no es poca cosa poder iniciar un nuevo camino desde una cuasi-democracia a la colombiana hacia un estado de derecho con respeto por la división republicana de poderes».


Los celestes reivindican la Ley de titularización automática, que no ha conseguido aún titularizar a nadie, y que está cuestionada por las fusiones, cierres de grados y cesantías docentes.


Lo que la memoria sí oculta puntillosamente es el apoyo de Ctera al Pacto Federal II, cuyo derrota, y la de su autor Llach, fue el fruto del Congreso de Bases y las movilizaciones en La Matanza y otros distritos como San Martín, Tres de Febrero, Echeverría y Ezeiza. Eso sí fue destacado por los congresales de Tribuna Docente y otros.


La política gremial


La dirección de Suteba y justifica la tregua, los Cavallo, alegando que, aprobado por el Congreso, «Corren tiempos de grandes incertidumbres y confusiones, la incorporación de Cavallo al gobierno de la Alianza ha despertado expectativas en las capas medias y algunos sectores del empresariado»… «…Cavallo aparece cuestionado por el establishment económico, lo cual pone al pueblo argentino entre la sartén y la hornalla». ¡Qué fenomenal pavada y mucho más fenomenal mentira! y al mismo tiempo dice, sin embargo, que el Pacto Fiscal «… implicaría profundizar el deterioro de las condiciones de trabajo de alumnos y docentes, por cuanto lo agravarían las carencias de infraestructura y falta de equipamiento que hoy nos han puesto en estado de emergencia», sin señalar que esto ya está sucediendo ahora y ha provocado ocupaciones de escuelas y cortes de ruta en varios distritos del Gran Buenos Aires (Lomás, Ezeiza, Tres de Febrero) y una importante movilización de La Matanza.


El desarrollo del Congreso


Un hecho a destacar es que Yasky (secretario general) no pudo inaugurar el Congreso y tampoco dio el informe de la memoria y de la política gremial, no pudo poner la cara. Otro hecho destacado es el pasaje oficial de la burocracia Azul y Blanca de San Martín-Tres de Febrero a las filas de la lista Celeste. No menos importantes, también, son las provocaciones montadas de la Celeste contra el secretario general del Suteba Matanza.


Tribuna Docente, sus congresales, partieron de la caracterización de que este gobierno viene a liquidar las conquistas, las condiciones laborales y el salario de los docentes y trabajadores, de que estos congresos son un chaleco de fuerzas para el desenvolvimiento de la lucha docente y son una herramienta para estrangularla.


Plantearon entonces que había que convocar a un Congreso de delegados con mandatos de escuelas provincial y que si esto no se hacia había que autoconvocarlo desde las seccionales. El propósito es resolver un plan de lucha hacia la huelga general por los $ 700 de básico, por la anulación de del Pacto Fiscal, por la triplicación del presupuesto educativo, en defensa del Estatuto del docente, por la anulación de la reforma educativa. También se planteó la necesidad de una «salida de conjunto resumida en la consigna de Fuera Cavallo- De La Rua, por una Asamblea Constituyente Soberana. La oposición votó en bloque un programa similar, excepto la salida política.

En esta nota

También te puede interesar: