19/06/2020

Contagios, incumplimiento de protocolo, rebajas salariales y amenazas en la empresa Mantovana

El pasado 26 de mayo un trabajador de la empresa de servicios de limpieza y mantenimiento Mantovana manifestó síntomas gripales y pidió permiso para ir a su casa. Desde entonces, no fue más a trabajar. Sus compañeros preocupados y ante la negativa de la empresa a brindar información llamaron por teléfono a la esposa quien les confirmó que el compañero dio positivo respecto del Covid-19. Además, preocupados por su propia salud y ante el ocultamiento de la empresa no solo a los trabajadores sino también en los lugares donde prestan el servicio decidieron ellos mismos dar aviso y alertar en sus respectivos puestos. Desde el primer momento la patronal se desentendió de la situación de sus trabajadores. Estos exigieron a la empresa que active el protocolo y les hagan el test e hisopado. Lejos de hacerlo , la supervisora irresponsablemente los envió a otros puestos a cubrir el servicio arriesgando la vida de muchas personas en lo que se denomina cadena de contagios. Una vez confirmado el caso de Covid-19 los trabajadores insistieron con la advertencia en estos lugares donde fueron derivados. Les exigieron a sus empleadores que se hagan cargo del test e hisopado obteniendo por parte del jefe de supervisores a modo de respuesta que llamen al 114 y esperen la visita de los médicos o “vayan al hospital y exageren los síntomas”. En el hospital no los atendieron porque necesitan-les dijeron- una orden de la empresa. La obra social OSPE también abandonó a los trabajadores ya que tardaron en autorizar el test e hisopado y tampoco están cubriendo los gastos de internación para cumplir el aislamiento. Les han dicho que cumplan el aislamiento en sus casas, pero los trabajadores se han negado por no poner en riesgo a sus respectivas familias. Uno de ellos llamó a la Defensoría del Pueblo del gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires , le realizaron el hisopado y le consiguieron hospedaje en un hotel para cumplir con el aislamiento.


Los casos de Covid-19 suman unos 17 casos constatados por los mismos trabajadores, pero pueden ser mucho más teniendo en cuenta que la patronal oculta el hecho. Tampoco rige la licencia por Covid-19 y desde que los trabajadores comenzaron a transitar por este calvario la empresa se ha desligado por completo de la salud de sus empleados. Para sumar a la indignación, adeuda sueldos, rebaja salarios y amenaza con despidos si no se presentan a trabajar con el argumento de no dar aviso por la ausencia cuando estos se encontraban en un cuadro de enfermedad por coronavirus y cumpliendo con la entrega de los certificados médicos. Uno de estos trabajadores se encuentra con insuficiencia pulmonar y el médico se niega a darle el alta( una exigencia de la patronal) hasta que no se realice el tercer hisopado como corresponde al protocolo. Este hombre desesperado por no perder su fuente laboral espera que la obra social autorice la orden para un nuevo test, pero ésta retrasa su solicitud .


Mantovana presidida por Franco Castelli presenta antecedentes y un prontuario que es necesario subrayar. Desde que obtuvo su certificado de proveedor público en 1998, logró al menos 40 contratos del Estado. En 2011, Mantovana fue investigada por presuntos desvíos de fondos en la AFIP a través de los sobrecostos en las contrataciones no comparables con los sueldos bajísimos de sus trabajadores. La empresa logró contratos millonarios durante el Kirchnerismo. En 2018 ganó escandalosamente una licitación por $57 millones de pesos para hacer obras de ingeniería eléctrica en el INTI siendo que la empresa es de servicios de mantenimiento y limpieza y no cumplía con los requisitos para la adjudicación. En 2014 obtuvo la licitación para el mantenimiento y limpieza del Metro bus, adjudicación que sigue manteniendo bajo el nombre de Solutions Group.


Esta vinculación directa con el Estado es el botón de muestra de tanta impunidad y además de que las rebajas salariales fueron homologadas por el Ministerio de Trabajo, lo cual también explica el silencio por parte de los medios masivos de comunicación haciendo caso omiso de las denuncias que les han hecho llegar los trabajadores.


Además los trabajadores también denuncian que la empresa nunca aportó los elementos de prevención como barbijos y sanitizantes.


Nos solidarizamos con los trabajadores y responsabilizamos a la empresa MANTOVANA de una acción criminal por incurrir con el incumplimiento del protocolo de Covid-19, por poner en riesgo la salud y la vida de las personas, por amenazas de despidos y aprietes a sus empleados, por abandonarlos a su suerte desligándose de la situación de los trabajadores. También responsabilizamos al gobierno por las rebajas salariales, por los despidos y la falta de atención médica y a la Obra Social por abandonar a sus afiliados. Que ningún trabajador quede en la calle, por el cobro íntegro de los sueldos adeudados, por sueldos acordes a la canasta familiar, y por medidas de sanidad en los puestos laborales. El Estado y la patronal Mantovana son responsables

También te puede interesar:

El nuevo protocolo elimina las burbujas y el distanciamiento obligatorio dentro de las aulas.
Los fabricantes de vacunas contra el Covid disparan sus ingresos, mientras la cifra de muertos supera los 4 millones.
Hay un stock récord de 11,2 millones de vacunas sin aplicar.
Un informe oficial anuncia que habrá circulación comunitaria de la variante Delta en tres o cuatro semanas.
Los gobiernos fundamentan el ajuste a la salud y la población.
Su implementación en provincia de Buenos Aires y otras partes del mundo.