15/03/2018

Continúa el paro en Indelqui

Por Cheni

Los trabajadores de la empresa de cables y fibra óptica Indelqui se encuentran en lucha por el despido de 37 compañeros. 

Indelqui fue comprada por Cimet, otra empresa de cables, que tiene como clientes a las principales empresas de energía y de comunicaciones, como Edenor, EPEC (Córdoba), Telecom y Telefónica. 



La empresa protesta contra la competencia de las empresas de cables de China. Asegura que las empresas de energía habrían roto sus compromisos de compra, para adquirir cables importados. En enero pasado, la patronal despachó 120 telegramas de despido e intimó a los trabajadores restantes a aceptar una reducción de salarios, si no querían correr el mismo destino. Desde entonces, la fábrica dejó de producir. En febrero, presentó un recurso preventivo de crisis ante el Ministerio de Trabajo, que la habilitaba a suspender al personal o incluso despedir trabajadores con apenas el 50% de la indemnización. En ningún momento la patronal abrió sus libros y cuentas para verificar el estado económico real de la empresa.



La intención de Cimet-Indelqui es imponer condiciones de flexibilización. Al relato patronal debemos oponer la exigencia de la apertura de los libros de la empresa ante una comisión de trabajadores electa en asamblea. 



Los trabajadores se movilizaron al Ministerio de Trabajo dos veces, sin conseguir respuestas favorables, y organizaron un piquete frente a la fábrica. Necesitan rodearse de solidaridad y una respuesta contundente.



La Unión Obrera Metalúrgica de Quilmes-Varela-Berazategui debe convocar a un rotundo paro activo seccional por la reincorporación de todos los trabajadores de Indelqui, por el cese de las suspensiones y despidos y contra la reforma laboral y de cualquier tentativa de modificar a la baja las condiciones de trabajo.

 

También te puede interesar:

Sin ningún tipo de explicación dejó en la calle a 9 músicxs.
Continuarán la lucha por la reincorporación de todos.
Inmediata reincorporación de lxs vacunadorxs. Basta de maltrato, precarización y salarios de hambre.
Hace 9 meses que la patronal adeuda salarios.
Las patronales eliminan puestos de trabajo a pesar de las exenciones y los beneficios fiscales.