24/04/1997 | 536

Convenio negrero en Celulosa

El sindicato Químico y Papelero de Capitán Bermúdez (burocracia del sindicato local, que encabeza Jesús Sánchez) firmó con Celulosa Argentina (Citibank) un convenio que supera todo lo visto en materia de convenios negreros. Celulosa ha anunciado ahora el posible cierre de la máquina tres, lo que significaría el despido de decenas de compañeros. De la conversación con Yacopini y Ereñú, trabajadores de la planta y miembros de la agrupación opositora “Unidad con fuerza papelera”, extraemos lo que va a leerse.


Para Ereñú, “lo más grave (del convenio) es que se pierde la antigüedad, los ascensos van a ser por capacidad, pero la capacidad siempre la miden ellos. Después está el débito y el haber de horas. Por ejemplo, vos tenés que entrar a las 14 y si a las 18 tu máquina se para, la patronal te manda a tu casa, es decir que vos le estás debiendo 4 horas a la fábrica”.


Yacopini agrega que “a la firma del convenio quedaron derogadas todas las actas-acuerdo anteriores, lo que significó merma en los salarios, los premios que fueron por actas quedaron derogados y reemplazados por el porcentaje por productividad. Acá se firmó la polivalencia por acta y ahora la implantan en el convenio”.


Los compañeros comentan que el convenio no fue discutido en asamblea, aunque según Yacopini, “nuestra oposición fue fuerte desde el principio, un trabajo cuerpo a cuerpo, se volanteó, el convenio se publicó, todo el personal de la fábrica lo tuvo… Nosotros no tenemos nada que ver con la pintada “Celulosa negrera” que apareció en Bermúdez, pero es sinónimo del convenio que han firmado…”. Ereñú agrega que la CD del sindicato local “se pone a discutir el convenio porque nosotros estamos expulsados de la Federación y la CD quería conseguir la autonomía para la Obra Social, y el primer paso para gestionar una autonomía para la obra social es tener convenio propio. Querían discutir el convenio para poder, después de aceptado, recibir el 3 por ciento de Federación para salvar la Obra Social, pero nosotros pensamos que salvamos la Obra Social pero los trabajadores nos hundimos”.


PO: ¿Qué opinión tienen de la política de la Federación, que denunció este convenio por ‘Flexibilizador’?


Y: Blas Alari (dirigente de la Federación), en la medida de sus posibilidades, nos ha respondido. Esta delegación es obra de la Federación… En una reunión de éstos con la Comisión Directiva nos enteramos de muchas cosas que no sabíamos, entre ellas los despidos del año 91, más de 200, cuando Alari quiso estar en el conflicto y la CD del sindicato local se lo impidió.