16/05/2013 | 1268

Convocatoria del Sutna San Fernando

Para luchar contra el impuesto al salario y por las asignaciones familiares

El sábado 11 de mayo se realizó el encuentro convocado por el Sutna (neumáticos) San Fernando, opositor a Wasiejko. Una asamblea general de Fate había mandatado a la dirección del sindicato seccional a tomar en sus manos la lucha contra el mal llamado impuesto a las ganancias. Tres miembros de la ejecutiva del Sutna San Fernando abrieron la reunión, señalando la necesidad de realizar una acción concreta frente a la parálisis de las “cúpulas sindicales”. Los sindicatos ‘opositores’ han abandonado, luego del paro del 20 de noviembre, la lucha por las reivindicaciones obreras y se han incorporado a diferentes variantes patronales para las elecciones de octubre. Señalaron también que, si el gobierno no quita este impuesto confiscatorio, las patronales deberían hacerse cargo de su pago. El planteo indica que el Sutna y Fate irían a un plan de lucha contra las patronales por esta reivindicación. El plenario reunió unos 150 dirigentes, delegados y activistas.


El encuentro contó con una nutrida presencia de la Coordinadora Sindical Clasista, con más de 80 delegados de alrededor de 40 gremios. Estuvieron los secretarios generales del Sitraic y la AGD-UBA, delegados y congresales de la Naranja Gráfica, entre ellos Néstor Pitrola, delegados del subterráneo encabezados por Charly Pérez, plásticos, de la UOM, papeleros, perfumistas, del gremio de prensa, telefónicos, estatales y docentes, ferroviarios, bancarios, del Smata, y no docentes, entre otros. Hubo aportes de la mayoría de ellos. R. Schofrin, paritario de prensa, destacó que los trabajadores le impusieron a la patronal de Tiempo Argentino el pago del 50% del impuesto que el Estado le cobra a cada compañero. En Fate, los trabajadores están exigiendo que la patronal se haga cargo del pago del impuesto. Charly Pérez destacó el paro de la línea B del subte, el 20 de noviembre pasado, que se realizó contra la orientación del sindicato, con el eje en la derogación del impuesto al salario.


Fue notoria la ausencia de la interna de Kraft, de Pepsico y de Donnelly, y la presencia de una reducida delegación de militantes del PTS, es decir que hubo un boicot al plenario. Las intervenciones de delegados del MAS, Democracia Obrera y PRS, giraron en torno a cambiar el eje de convocatoria, por la denuncia de la persecución al movimiento obrero antiburocrático y en particular a la absolución de los procesados de Las Heras. Otras intervenciones pretendieron agregar todo tipo de reivindicaciones, en una suerte de programa ómnibus. Los desorientados militantes del PTS sólo intervinieron al final, para sumarse a la tentativa de hacer fracasar el plenario. Era notoria la intención de desairar a los convocantes y neutralizar el planteo de la convocatoria -que era contra el impuesto al salario.


En oposición a estas posiciones liquidacionistas, nuestra Coordinadora destacó el lugar fundamental de las reivindicaciones planteadas, muy sentidas por el conjunto de los trabajadores, que fueron los motores principales del paro del 20 de noviembre pasado. Destacamos también que la convocatoria era una respuesta a la paralización de esta lucha por parte de la burocracia de los sindicatos, que por otra parte está entregando las paritarias. El impuesto al salario arrebata los aumentos salariales. Para acentuar su línea faccionalista, los grupos disidentes rechazaron una propuesta de Pitrola para votar una resolución aparte del plenario contra los 5 mil procesados, Proyecto X y los presos de Las Heras.


La mesa del Sutna tomó los argumentos que se volcaron en el debate para defender la lucha contra el impuesto al salario y por las asignaciones familiares e insistió en que obedece al firme mandato de asamblea para mantener el eje del plenario. Una propuesta de un único representante del MST, de unificar esta lucha con la convocatoria del 29 de mayo de la CTA Micheli, fue directamente ignorada.


Finalmente, el plenario consensuó una movilización el 24 de mayo, a las 16 horas, desde el Obelisco al Ministerio de Trabajo. El faccionalismo sucumbió ante una política concreta. Tenemos que garantizar una verdadera movilización.


La cuestión del impuesto al salario se agravará este año, tras las paritarias. La iniciativa de Sutna desnuda la parálisis de la CTA y la CGT, que han pasado a mejor vida las reivindicaciones más sentidas del movimiento obrero. La mesa tomó la denuncia de AGD acerca de una CTA opositora que viene “construyendo un paro” desde hace seis meses y que ha desnudado su dependencia de la burocracia moyanista.


La Coordinadora Sindical Clasista y el PO llevarán esta convocatoria a todos los lugares de trabajo para que sea exitoso este puntapié movilizador del clasismo.

También te puede interesar:

Conferencia de prensa de presentación de la lista 1A del Frente de Izquierda - Unidad.
Entre los pocos acuerdos salariales de la provincia por encima de la inflación.
“Para potenciar las luchas en curso necesitamos un FIT-U unido”.
Por el salario, contra los despidos y la precarización laboral.