27/08/2020

Córdoba: deserción educativa, ajuste y ataque a los derechos docentes

El ministro de Educación de la provincia de Córdoba, Walter Grahovac, declaró públicamente que en 2020 no se volverá a las clases presenciales y que los últimos cursos de primaria y secundaria retomarían el 15 de febrero de 2021.

En declaraciones a distintos medios periodísticos, Grahovac sostuvo que no hay “ninguna posibilidad de brindar una fecha de la vuelta de las clases presenciales en Córdoba”, debido a que las condiciones epidemiológicas son peores que en la primera parte del año y además, sobre el inicio de las clases en 2021, indicó:“Para los chicos de sexto grado y sexto año va a ser el 15 de febrero. No vamos a esperar hasta marzo. Y, de acuerdo a la situación epidemiológica, vamos a ir viendo qué hacemos con los otros cursos” (Cadena 3, 26/8).

Por último, al referirse a la decisión del Consejo Federal de Educación (CFE), Grahovac sostuvo que “Los chicos van a tener que aprobar. Si alguno se relaja o si algún padre cree que ya pasó el año, no es así” (ídem).

El ministro de Educación nos e refirió en ningún momento a temas que están íntimamente relacionados con el sostenimiento de la “virtualidad”, que continuará hasta fines de 2020, con cursos y grados sin cubrir; es decir, estudiantes sin docentes y por lo tanto docentes sin trabajo, a quienes no ha dado respuesta. El anuncio de que solo se cubrirán aquellas suplencias o interinatos de los últimos años de cada ciclo y que en los otros cursos suspenderán programas provinciales para redistribuir a esos docentes en todas las vacantes que pueda, es un ataque grave a las condiciones laborales de las y los docentes suplentes, no una solución.

Además, comenzar la cursada presencial para los últimos años de los ciclos primario y medio el 15 de febrero supone que las y los docentes debemos llevar adelante actividades en la escuela antes del ingreso del alumnado. Debemos prepararnos para esta situación excepcional, contar con reuniones y consensuar la modalidad de trabajo, por lo que nos veríamos forzados a comenzar por lo menos una semana antes, lo que va en contra del propio estatuto docente. Todos los anuncios son de un grado de improvisación importante, pero fundamentalmente buscan producir un “ahorro” por parte del Estado, en momentos en que la crisis educativa se profundiza y el hambre también. El ministro tiene que hacer frente a las declaraciones del Consejo Federal porque de lo contrario la deserción sería más grave que la actual. Pero mientras tanto, estamos afrontando la educación remota sin que el Estado garantice la conectividad de manera gratuita, o los equipos tecnológicos necesarios.

A todo esto, la conducción Celeste de la UEPC (docentes cordobeses) sólo ha emitido un comunicado escueto en el que plantea la impostura de ocupar un rol de oposición a las decisiones -referidas a las coberturas de cargos, no así del inicio de clases el 15 de febrero, tema sobre el que aún no se ha pronunciado.

En este marco, las escuelas debemos organizarnos y exigir al gremio asambleas y un plan de acción para establecer una acción común a todas las demandas. Por la defensa de la educación pública, por las condiciones impuestas de teletrabajo, por la cobertura de todos los cargos. Por eso, este viernes 28 de agosto vamos al plenario de docentes y delegados que se realizará por la plataforma virtual google meet.

  .

También te puede interesar:

Con la presentación de esta enorme lista del Partido Obrero impulsaremos los verdaderos desafíos que tiene la clase trabajadora.
Sucedió en Plaza de la Intendencia, una nueva agresión de la policía del gobernador Juan Schiaretti.
La actividad es convocada junto a la concejala Cintia Frencia para impulsar el reclamo de las vacunas, el boleto obrero, el salario y las jubilaciones.
Soledad Díaz y Emanuel Berardo encabezan una lista que expresa un proceso de lucha y organización contra el ajuste.