17/06/2020

Córdoba: el clasismo marchó y fijo un rumbo para el movimiento obrero

Nuestros reclamos no están en cuarentena.

En el marco de la Jornada Nacional de Lucha del Plenario del Sindicalismo Combativo, en Córdoba se llevó adelante una importante movilización. El clasismo cordobés salió a la calle para hacer lo que la burocracia sindical se niega: asamblea y plan de lucha, en la perspectiva de la huelga general para quebrar la política de ajuste de Schiaretti y Llaryora.


A  la convocatoria se dieron cita quienes vienen desarrollando una perspectiva de lucha. En ese sentido, la movilización fijo un rumbo para toda la clase obrera. No es casualidad que en ella haya participado una vanguardia obrera


La movilización partió, pasadas las 18 horas, desde Colón y General Paz y fue el resultado de una preparación mediante plenarios del movimiento de jubilados, de la docencia; en definitiva, una agitación sobre el conjunto de los trabajadores. Al llegar a la zona del Patio Olmos se realizó un acto.



Del mismo participaron el Sindicato Único de Trabajadores del Neumático (Sutna), el Sindicato de Trabajadores Municipales de Jesús María, la coordinadora de agrupaciones de jubilados; trabajadores de la salud, la oposición docente, estatales y municipales de la ciudad de Córdoba, el Polo Obrero. Un reagrupamiento que con el impulso de la jornada realizada se prepara para el próximo 22 de junio, fecha en la que se realizará una nueva convocatoria del plenario del sindicalismo combativo.


La provincia está siendo atravesada por una fuerte presencia en las calles  en reclamo por los innumerables ajustes que los gobiernos pejotistas de Llaryora y Schiaretti vienen desarrollando sobre el conjunto de los trabajadores, jubilados y desocupados.


En ese sentido se desarrollaron cabildos abierto de jubilados y pensionados en la puerta de la caja provincial. Los municipales están en pie de lucha. Además la semana pasada se llevó adelante un importante acto del Polo Obrero con una masiva presencia en la zona céntrica de la ciudad.


La convocatoria del clasismo  fue un canal de lucha y organización para el conjunto de la clase obrera  frente a la parálisis cómplice de las burocracias sindicales que están dejando pasar el ajuste y el robo a los jubilados.  Recientemente, José Pihen, la cabeza de la CGT Córdoba se jubiló dos días antes de que se aprobara la reforma reaccionaria en la Legislatura para así preservar su jubilación de privilegio de $250.000. Todo un mensaje.


La movilización fue un aporte del clasismo para impulsar la participación masiva y derrotar al gobierno y a la burocracia sindical. En ese sentido el planteo de Congresos de Delegados de Base cobra todo su papel estratégico, para llevar a fondo la tendencia a la lucha y romper con el pacto del gobierno-UIA-CGT/CTA. Vamos por una nueva dirección en el movimiento obrero, para que la crisis la paguen los capitalistas.



 

También te puede interesar:

Como en el resto del país, el desempleo y la pobreza crecen, según el Indec
La jornada de lucha fue una respuesta a la orientación de un gobierno provincial que ataca el ambiente.
Luego de varias medidas de lucha, imponen a la patronal el pago de la quincena, los descuentos y el medio aguinaldo.
El Polo Obrero desarrolla un programa para terminar con la falta de trabajo y de vivienda.
La iniciativa parlamentaria del FIT recoge la demanda popular de impedir que las hectáreas quemadas sean destinadas a negociados inmobiliarios.