11/07/2020

Córdoba: la lucha municipal y su perspectiva

Es necesario seguir en las calles

Se conoció la propuesta que el intendente Martín Llaryora planteó en la reunión con la comisión directiva del Suoem (sindicato municipal). Los delegados informaron que el ejecutivo propone “el retorno de 60 contratados por antigüedad desde el lunes 13/7 y seguir discutiendo en próximas mesas la situación de los 60 restantes; la restitución de la totalidad de las chapas de inspectores, junto con su respectivas funciones y bonificaciones y el reconocimiento remunerativo de los ítems que se están pagando en negro pero limitado solo a los agentes que se jubilen este año”. La propuesta, si se acepta, incluye la conformación de una mesa de diálogo para seguir discutiendo los “temas” que no fueron aún abordados.

Además de los compañeros que siguen despedidos, los “temas” pendientes incluyen las medidas excepcionales habilitadas por la ordenanza de emergencia de diciembre que -con la excusa de recortar gastos- ajusta salarios mientras sostiene los subsidios a los empresarios del transporte y la basura, los gastos en consultorías y publicidad, los negocios con contratistas y el clientelismo político. Así, se avalan contrataciones directas por parte del municipio; se pierden mecanismos de recaudación genuina; se paraleliza el trabajo municipal con el nombramiento de abogados monotributistas y la creación de un sistema de recaudación paralelo.

También queda pendiente la discusión para revertir la precarización del salario efectivizada a través del recorte de horas, del pase a sumas no remunerativas de bonificaciones integradas al salario, incluyendo el refrigerio; la liquidación irregular del salario (sin recibo de sueldo); y a la fecha, la falta de paritaria y de cobro de aguinaldo.

La mesa de Educación

En Educación continúan sin solución los actos públicos para docentes de ramos especiales y cobertura de cargos vacantes; la quita de servicios de seguridad en la mayoría de las escuelas y jardines y el recorte sobre las empresas de limpieza. Como se advierte, todo un listado de reclamos que muestra que la gestión ha venido a pulverizar el convenio municipal.

En la reunión de delegados de Educación, se abordó la contrapropuesta elaborada por la comisión que se conformó luego de que el ejecutivo pretendiera modificar la ordenanza que rige el sistema educativo municipal. Esta ofensiva había sido frenada por la enorme movilización de escuelas y jardines, que incluyó la solidaridad de las familias de estudiantes, derivando en la apertura de una mesa de negociación propia.

La contrapropuesta modifica la bonificación por ubicación, transformándola en “zona vulnerable”, percibida por agentes que se desempeñen en escuelas o ligados a ellas de manera directa, y crea la bonificación para agentes que desarrollan tareas administrativas, manteniendo el salario que los agentes venían percibiendo. Sin embargo, sí habilita la pérdida del estado docente para aquellos agentes en tareas pasivas definitivas que no hubieran alcanzado la antigüedad de 20 años frente al aula, si la causa no fuera por enfermedad laboral. Estos agentes podrían ser cambiados de agrupamiento por decisión del ejecutivo, modificando su lugar y jornada de trabajo.

La fuerza de los municipales está en las calles

Como se advierte, ambas cuestiones muestran la misma maniobra: avanzar golpeando y luego negociar para cobrar nuevo impulso. Sin embargo, el apoyo electoral que consagró a esta gestión ha mostrado su límite en una caída pronunciada de la imagen del intendente y el cuestionamiento que parte de las propias filas de los funcionarios, con renuncias efectivas en el gabinete de Educación.

En ese marco, una mesa de negociación debe partir de sostener el estado de alerta y movilización permanente en las calles. Llamamos a rechazar esta maniobra del ejecutivo y a defender cada uno de los derechos adquiridos confiando en la movilización, organización y unidad en la acción de todos los municipales, para retrotraer los despidos y el avasallamiento de cada uno de los derechos que se plasman en las ordenanzas 12.991 y 13.033. En ese sentido, el Suoem debe llamar a sumar y movilizar al conjunto de organizaciones sociales y sindicales que se han pronunciado en apoyo de la lucha municipal, que entienden que tras la maniobra se viabiliza una verdadera reforma laboral.

Seguimos exigiendo que las centrales sindicales convoquen a un paro y movilización general provincial, que unifique las reivindicaciones del conjunto de trabajadores ocupados y desocupados que ya se percibe en las calles, que es una salida para que la crisis no la paguemos los trabajadores.

También te puede interesar:

El gobierno municipal sigue sin dar soluciones al desborde cloacal.
No recompone lo perdido y seguirá perdiendo frente a la inflación.
Rechazamos la política de devaluación e inequidad educativas, el ajuste y la precarización laboral.
Pongamos en pie un masivo movimiento estudiantil independiente de los gobiernos.
Decimoséptimo femicidio en la provincia.