10/04/2020

Córdoba: Renault rebaja el 40 % del salario

La multinacional Renault acordó con la burocracia sindical del sindicato de obreros de la industria automotriz (SMATA) la rebaja de un 40% del salario del conjunto de sus trabajadores de la planta ubicada en Santa Isabel Córdoba. A cambio de ese ajuste sobre el salario la empresa no despediría hasta el 31 de enero del año que viene, manteniendo los 1.500 puestos de trabajo.


La mencionada rebaja salarial rige hasta la duración del aislamiento social obligatorio, terminada la cuarentena se pagará el 75% del salario. Una vez que se normalice la producción se trabajará en dos turnos de 6 horas cada uno, el pago de las otras 2 horas y media restante será del 50 % de su valor. También se acordó por 6 meses la renovación de los contratos de trabajadores precarizados, que habían vencidos el pasado 31 de marzo.


La medida es presentada como un acierto de la burocracia sindical para garantizar la continuidad laboral. Lo cierto es que se trata de una concesión enorme en toda la línea. Los contratados tienen trabajo solo hasta setiembre, además sobre el conjunto de trabajadores se establece un incremento del recorte salarial hasta fin de año.


Como la industria metalmecánica está íntimamente vinculada a la crisis capitalista, y como los pronósticos dan cuenta de que se marcha a una recesión generalizada, la situación no va a mejorar. Las empresas son conscientes de esa proyección y se preparan en consecuencia para seguir haciendo que la crisis la paguen los trabajadores. 


Las multinacionales siguen recibiendo subsidios y todo tipo de prerrogativas impositivas por parte de gobiernos que en plena pandemia ni se les ocurre que las instalaciones de las fábricas bien podrían reconvertirse para producir insumos para hacer frente al virus.


El párate ocasionado por la pandemia vino a profundizar un ajuste sobre el conjunto de trabajadores metalmecánicos, por parte de las empresas en complicidad con la burocracia sindical.


Es necesario defender el salario, como punto de partida para defender integralmente las condiciones laborales. En ese sentido, la consigna de reparto de horas de trabajo sin afectar el salario está más vigente que nunca, junto con el reclamo de la apertura de los libros de las empresas.


La medida tomada por Renault es una línea de acción que van a querer seguir el conjunto de las patronales, es necesario que la clase obrera levante la guardia y se organice para que la crisis la paguen los capitalistas.



 



 

También te puede interesar:

La morosidad refleja un aspecto de la caída del salario y jubilaciones.
Incremento en el gasto de personal del 9%, aumentos de hasta el 25% en el inmobiliario urbano, más beneficios para acreedores y especuladores.
#Aborto2020 #QueSeaLey #EsUrgente
Concurrió a votar el 49,90% del padrón. El ausentismo electoral, un síntoma de la crisis.
Con salarios atrasados y un sinnúmero de paritarias a la baja, luchemos por un bono de fin de año, asamblea, paro y plan de lucha.
La marea verde en las calles es la única garantía de triunfo frente a los gobiernos que pactan con las Iglesias y los antiderechos.