12/02/2021

Córdoba: se avecina el cierre de Falabella y no hay respuesta para 176 trabajadores

La multinacional anunció también que cierra sus locales de Mendoza y San Juan.

Con un escueto comunicado de prensa, el pasado 8 de febrero, la empresa chilena anunció el cierre de sus sucursales de Mendoza, San Juan y Córdoba. En Córdoba, la medida afecta a 176 trabajadores, a los que, según el propio comunicado, se les viene ofreciendo un plan de retiros voluntarios.

Según el presidente de la Cámara de Comercio de Córdoba, José Viale, “el cierre de Falabella es la punta del iceberg, que se va agravando porque no se ven medidas en pos de una solución. Tenemos una macroeconomía desordenada, una presión fiscal que supera el 50 por ciento de lo que se vende, precios máximos, cierre de la importación para el consumo y una legislación laboral poco flexible” (La Voz, 9/2), desarrollando una clara política de flexibilización y precarización laboral, siempre en favor de los grandes capitales.

En el marco del DNU “antidespidos”, que el gobierno nacional ha prorrogado, a los 176 empleados de la firma se les ha ofrecido una suerte de retiro voluntario: una verdadera extorsión, ya que se ven obligados a tomar la única oferta, debido a que la empresa no está dispuesta a pagar la doble indemnización. Lo que pone de manifiesto que el decreto presidencial no es otra cosa que papel mojado.

“Desde que comenzó la pandemia, a mediados de marzo del año pasado, el sector ya ha perdido más de 3.100 empleadores, de un total de 98 mil en la provincia, una cifra que incluye desde grandes empresas hasta negocios informales”, agregó Viale.

Por su parte, Pablo Chacón, secretario del gremio de empleados de comercio (Adec) declaró a Telefé Córdoba que “este tipo de empresas extranjeras, así como vienen, se van”, y agregó: “No hay una inversión concreta porque no es una fábrica (…) Vende servicios. Y servicios importados”. “A nosotros no nos convienen los números”, finalizó.

La postura de Chacón deja en banda a las y los trabajadores de Falabella, y avisa que continuarán desprotegiendo a los y las trabajadoras de comercio.

Ante el cierre y despido masivo de trabajadores y trabajadoras, debe desarrollarse la organización y exigir la apertura de los libros de la empresa y se garantice la continuidad laboral de los trabajadores. Basta de ajuste y despidos.

 

En esta nota

También te puede interesar:

Salarios y jubilaciones cada vez más lejos de cubrir la canasta de pobreza.
Hubo asambleas en hospitales de la capital provincial.
Se inició un nuevo ciclo lectivo sin que se hayan resuelto ninguna de las problemáticas que el año pasado. 
Hoy se movilizaron al Ministerio de Trabajo reclamando mejores condiciones laborales.
En medio de la segunda ola y el pico de contagios.