19/06/2020

Córdoba: trabajadores de la Maternidad Provincial protestan ante la inseguridad

Denuncian aumento de robos y falta de elementos de protección en sus tareas.
Tribuna de Salud, Directivo UTS (Córdoba)

Los trabajadores de la Maternidad Provincial nos concentramos el día 18 en la puerta de la institución y luego marchamos por la calle Agustín Garzón hasta la esquina de Concordia para exigirle al Estado que se garantice nuestra seguridad y la de los pacientes.


El conjunto de trabajadores de la salud viene padeciendo una inseguridad laboral por la falta de elementos de protección y la “inseguridad” de no llegar a fin de mes por salarios de pobreza. A esto hay que agregarle la inseguridad de los robos, mientras el gobierno provincial no da ningún tipo de respuesta.


La inseguridad en la zona de nuestro hospital se vio acrecentada desde noviembre del año pasado. Esto tiene en el negocio de la droga uno de sus motivos. Se sabe que el narcotráfico crece al contar con  la complicidad y participación del poder político y de las fuerzas de seguridad. Es decir, la inseguridad viene desde arriba, y el gobierno es responsable.


Lo que les trabajadores necesitamos y exigimos es iluminación de los callejones, programas de contención para la juventud, trabajo genuino y que se desmantele el narcomenudeo (regenteado en gran medida por agentes policiales) que hoy mantiene a nuestra juventud bajo el flagelo de la droga.


Si bien la dirección de la Maternidad ha venido realizando gestiones al respecto creemos que no son suficientes. El Estado debe garantizar las medidas de seguridad necesarias a pacientes y trabajadores en hospitales ubicados en zonas rojas como la Maternidad Provincial y el Hospital Misericordia.



 

También te puede interesar:

Tenemos que desenvolver una lucha independiente en las calles, y reforzarla votando al FIT-U.
De cara a las elecciones legislativas exigimos el compromiso de su aprobación en la Legislatura porteña.
Estuvo con Cavallo, De La Sota, Kirchner, Macri. Un político de Estado para continuar sirviendo a los dueños del poder.