Sindicales

1/12/2016

|
1439

Córdoba, un triunfo sobre Telecom y la burocracia telefónica

Que reincorporen ya a Manuel Salguero


Luego de seis años de luchas, que incluyeron movilizaciones, cortes de calle, una huelga de hambre durante varias semanas, además de todo un proceso de solidaridad y lucha en el Edificio Alvear de Telecom en la provincia de Córdoba, junto con presentaciones judiciales en la Justicia y el Ministerio de Trabajo, la Justicia provincial acaba de emitir un fallo que plantea la reincorporación de Manuel Salguero a su puesto de trabajo.


 


En abril de 2010 Telecom, en connivencia con la conducción directiva del Sindicato de Obreros y Empleados de las Telecomunicaciones de Córdoba (SOETC), en una conducta claramente discriminatoria y argumentando falazmente incumplimientos laborales, realizó un despido desleal y antisindical. Manuel Salguero se negó a un traslado claramente compulsivo a la provincia de Salta, que fue ideado con la burocracia del SOETC para evitar que el compañero se presentara a una elección de delegados largamente postergada.


 


El primer fallo ordenó a Telecom que debía abstenerse del traslado -o sea de modificar las condiciones laborales- y en desobediencia a esta resolución la patronal lo despidió. Ahora, un segundo fallo resolvió en forma unánime: declarar la nulidad del despido discriminatorio dispuesto por Telecom y ordenar la inmediata reincorporación de Salguero.


 


Este despido buscaba regimentar y frenar un proceso de lucha de los telefónicos de Córdoba que se iba a expresar en los cuerpos de delegados y se remontaba a 2007, cuando una lista antiburocrática se presentó para recuperar la conducción del sindicato tras 17 años de una conducción enquistada con las empresas desde la privatización. Tras maniobras de fraude, el oficialismo logró retener ajustadamente por sólo 22 votos de diferencia sobre un padrón de 1.000 afiliados la dirección del SOETC. Para evitar que con este ascenso se recuperaran los cuerpos de delegados, comenzó una campaña de persecuciones e intimidación que incluyó despidos (Néstor Criado aún continúa en juicio), aprietes, desafiliaciones compulsivas e intentos de expulsión del sindicato. Queda sobradamente comprobada la complicidad de la patronal con la conducción del sindicato telefónico de Córdoba con un hecho gravísimo: el secretario general del SOETC, Héctor Daniel Sánchez, se presentó como testigo por la parte patronal (Telecom) en el juicio contra el despido de Salguero, donde declaró que “no tenía actividad gremial y que correspondía el despido, porque se ajustaba a convenio”. Mientras tanto, los compañeros de base salieron de testigos de Salguero logrando un fallo que plantea la reincorporación.


 


Esta larga lucha, que aún no ha concluido, plantea la reincorporación efectiva de Manuel Salguero dado que la patronal acaba de apelar el fallo y tratará de seguir dilatando esta resolución. Esta conducción entreguista del SOETC y la Foeesitra, federación telefónica donde Daniel Sánchez es el secretario adjunto. Es una burocracia sindical en descomposición, que viene de realizar un fraude e intervenir el sindicato telefónico de Misiones para evitar un triunfo irreversible de la Lista Naranja.


 


Vamos por la inmediata reincorporación de Manuel Salguero en su puesto de trabajo.


 


Fuera la burocracia sindical. Por la elección de delegados en todos los edificios telefónicos de Córdoba.