13/01/2022

Coronel Suárez: los municipales reclaman por sus salarios

“El intendente se victimiza frente a una realidad cuya única víctima es el trabajador municipal, que tiene salarios de indigencia”. Son declaraciones de Rubén Allende, secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales (STM) de Coronel Suárez y dirigente del Partido Obrero, en el marco de un plan de lucha por el salario, al portal La nueva Radio.

Los municipales se reunieron con el intendente Ricardo Moccero (Frente de Todos), a quien le manifestaron que una familia tipo no puede vivir con $1.000 por día para cubrir cuatro comidas. El intendente, un verdadero patrón de estancia, se justificó diciendo que sólo unos pocos trabajadores están en esa situación (ingresantes). Pero la enorme mayoría promedia entre 40 y 50 mil pesos.

“Con 1.500 pesos por día tampoco se pueden cubrir las necesidades básicas de ninguna familia, porque la línea de pobreza está en 73 mil pesos”, replicó Allende, denunciando que se escudan en una supuesta restricción presupuestaria para negar aumentos. Sin embargo, denunció Rubén, “pudieron elevar el presupuesto 2022 en 3.854 millones de pesos por la confirmación del incremento de coparticipación por parte de la provincia”. El municipio no rinde cuentas y el salario de los municipales es siempre el objetivo de los ajustes.

Contra el salario no hay grieta: Moccero (FdT) y el presidente del Concejo Deliberante, Ricardo Salerno (Juntos), argumentan falsamente que los salarios municipales se llevan el 80% del presupuesto municipal, cuando la masa salarial apenas alcanza al 44%.

El municipio contra los trabajadores de la salud en medio del Covid

Allende denunció que “quieren restringir las licencias, los francos, al personal de salud específicamente”, lo cual aumenta la tensión en los reclamos de todos los sectores.

Al respecto Allende señaló que “a los trabajadores de la salud todo el mundo se ha alineado en felicitarlos y ponerlos como héroes frente al flagelo de la pandemia, pero al momento de reconocerlos económicamente, son el último orejón del tarro”.

Precarización y miseria salarial: una constante en los municipios

Si hay algo que iguala a los municipales de la provincia de Buenos Aires son los salarios miserables producto, fundamentalmente, del colaboracionismo de la burocracia sindical de las federaciones (Fesimubo, FSTMPBA) con todos los gobiernos.

Los intendentes de las pequeñas localidades del interior bonaerense hacen uso de los planes sociales para desarrollar tareas que corresponden a trabajadores que deberían formar parte de la planta estable, bajo condiciones y salarios de convenio. En Coronel Suárez los “programas de empleo” creados por ordenanzas entre Juntos y el FdT (PEL y Cielo) sirven para que en el área hospitalaria se realicen las tareas por remuneraciones que van desde los $12.000 a los $18.000 mensuales, con jornadas de 8 horas diarias de trabajo.

En la reciente asunción de los concejales en Coronel Pringles los municipales se movilizaron también por sus reclamos y denunciando los bajísimos salarios que reciben, que no alcanzan a cubrir la canasta de indigencia.

En Pigué los trabajadores del municipio se encuentran cumpliendo una conciliación obligatoria, producto de la lucha que vienen desarrollando en reclamo de aumentos de sus salarios.

En Suárez sigue el plan de lucha con Asambleas

Allende denunció que “el intendente, aún, no ha hecho un ofrecimiento, y al igual que sucede todos los años se escuda en que no tiene presupuesto, que no le aprobaron las tasas (…) todas esas son excusas habituales, para victimizarse frente a una realidad cuya única víctima es el trabajador municipal, que tiene salarios de indigencia, muy por debajo de la línea de pobreza”. Sin embargo, “el presupuesto tiene la capacidad financiera para hacer una oferta salarial que equipare la inflación pérdida del año pasado y enfrentar la de este año”.

En función de la situación planteada, la directiva del STM viene desarrollando asambleas en distintas localidades del distrito y en diferentes áreas de trabajo. Hoy miércoles frente a la guardia del hospital se realizó una nueva asamblea con cerca de cien trabajadores, para reafirmar los reclamos y la voluntad de lucha de los municipales.

El gobierno nacional y los gobiernos provinciales y municipales no esperan al ajuste que indica el Fondo Monetario. Mucho antes de eso Alberto Fernández atacó las remuneraciones de los jubilados, el presupuesto nacional y provincial reducen las partidas de Salud, dando por finalizada oficialmente la pandemia y los intendentes hacen lo mismo en sus respectivos municipios.

Los trabajadores tienen en sus manos, la tarea de enfrentar las políticas antiobrera de los gobiernos del FdT y Juntos, con el colaboracionismo de las burocracias sindicales.

También te puede interesar:

Llevaron sus reclamos al Palacio Municipal y al Concejo Deliberante.
Kicillof y Kreplak no quieren informes de contagios diarios.
Patoteada playera y zona liberada por la Bonaerense.