20/03/1997 | 531

Corporación del Sur

Por Ana

La patronal procedió a un vaciamiento, han evacuado a los pacientes y, a través de un recurso de crisis  trucho, intentó suspender sin goce de sueldo por 60 días a los trabajadores. Una movilización al Ministerio de Trabajo el jueves 13/3 evitó esta maniobra y puso al desnudo que el rol del sindicato de sanidad es jugar directamente para la patronal, proponiéndoles a los trabajadores que desocupen las instalaciones, en lugar de defender la fuente de trabajo y exigir el pago inmediato de los salarios adeudados, más vacaciones y aguinaldo. La patronal sosteníaque les debía dinero, pero ahora que el PAMI les pagó se borraron. Estos chupasangres son dueños también del Sanatorio Metropolitano y del Antártida. Quieren cansar a sus trabajadores para que renuncien, así los mercaderes pueden seguir acumulando jugosos beneficios a costa de la salud y la vida de los trabajadores. Este es un conflicto que se desarrolla hace meses ocupando las instalaciones, con actos y movilizaciones.


Ahora el Israelita entra en paro por tiempo indeterminado por el cobro de salarios y para evitar el cierre y los despidos. Hay que volcar la fuerza de todos los trabajadores de sanidad para derrotar estos intentos antiobreros. Los dirigentes West Ocampo-Daer y Cía. están negociando la entrega de los convenios y dan la espalda a las luchas obreras. ASIS —Agrupación Independiente de la Sanidad— reclama que se reúna el plenario de delegados de ATSA para votar un plan de movilización y lucha. Que se rompa la tregua y la entrega de las conquistas por West Ocampo.


Solidaridad inmediata con los compañeros del Israelita y la Corporación del Sur.