Sindicales

27/9/2023

Corte y movilización de municipales en San Fernando

En defensa de las condiciones de trabajo, por pase a planta permanente y mejoras salariales.

Foto: María Pal.

La semana pasada, y como continuación de un proceso de lucha, resultante del hartazgo frente a las condiciones de trabajo y los bajísimos salarios, los trabajadores municipales de San Fernando llevaron adelante un corte en el Acceso Norte.

Los trabajadores reciben un salario de bolsillo de $107.000, un ingreso que se encuentra para una familia tipo por debajo de la indigencia. A esto se agregan las pésimas condiciones de trabajo: los contratos son a tres meses, los trabajadores reportan inseguridad al momento de trabajar, y, a su vez, se encuentran perseguidos por la patronal. Al entrevistarnos con algunos de ellos durante el mes de agosto, se nos pidió que “no mencionen mi nombre” por temor a perder el contrato. A su vez, el municipio no reconoce plenamente las horas extra, que se vuelven una necesidad frente a los salarios básicos de miseria. A esto se suma el armado de cooperativas truchas para golpear aún más las condiciones laborales. El Estado, como siempre, el primer precarizador.

El autor de este ajuste es nada menos que el intendente Andreotti, quien se encuadra dentro de la lista de Massa y viene de salir en primer lugar en las PASO recientes, luego de haber puesto a disposición de la lista de Milei a sus punteros para cuidarles la elección. Como si fuera poco vecinos, en el distrito denuncian que se fuerza a trabajadores administrativos del municipio a operar como fiscales de mesa para el intendente, una faceta más del entramado punteril que se despliega a espaldas de la superexplotación de los trabajadores municipales.

Los municipales reclaman por el pase a planta permanente, que implica una recategorización con mejora salarial, el reconocimiento de las horas extras al 50% y al 100%, el incremento de la antigüedad y otras cláusulas para mejorar los salarios. Mientras tanto, la burocracia sindical de la CGT mira para otro lado, cumpliendo su función de contención social aislando los conflictos.

Desde el Frente de Izquierda, con Néstor Pitrola, impulsamos un proyecto de ley para fijar los salarios municipales en el monto de dos salarios mínimos, para que de esta forma superen los niveles de miseria y pobreza a la cual los Estados municipales los llevan.

¡Todo el apoyo y difusión a la lucha de los trabajadores municipales!

¡Contra la derecha, Massa y el FMI, desarrollemos la organización y la lucha!