01/07/2004 | 857

Crece la Asociación Gremial Docente

Concluyeron las elecciones del gremio docente universitario de la UBA. Con un índice de votación del 50% del padrón de afiliados y un crecimiento del 15% en nuevas afiliaciones, la elección constituyó en sí misma el mayor de los plebiscitos ante el programa de lucha de la AGD. La elección evidenció un salto fundamental en la estructuración del gremio con respecto a la anterior (2002), considerando el despliegue de votación en 18 sedes y unidades académicas, con 12 urnas del CBC y la participación de muchísimos compañeros como autoridades de mesa en las distintas facultades, tal el caso de Filosofía, donde llegaron a ser 38 los fiscales.


Participaron también cerca de 600 docentes no afiliados (en la elección de comisión directiva de varias unidades académicas). A diferencia de la elección pasada, en varias facultades las nuevas camarillas universitarias se sacaron la careta de progres, dando la espalda a la construcción gremial.


Como para la Mesa Ejecutiva y las ocho comisiones directivas que se eligieron el gremio se presentó con lista única, los altos índices de participación reflejan el crecimiento del sindicato, en base a su programa y a la intervención en defensa de los derechos de los trabajadores


La inexistencia de otras listas obedece a que amplios sectores de la centroizquierda y la propia gestión en la universidad no vieron posible hacernos frente.


Fresca está todavía la derrota que recibieron estos sectores el año pasado, tanto en las elecciones de la CTA como en las de Conadu Histórica. El paro masivo de 48 horas y la gran participación docente en la marcha universitaria fueron otras contundentes respuestas a los que permanentemente frenan la lucha docente.


Los compañeros de la Naranja ocuparon un destacado lugar en las distintas listas (secretarios generales para Mesa Ejecutiva y para 5 de las 8 comisiones directivas de las unidades académicas, entre muchas otras secretarías y vocalías).


Estos resultados electorales han ratificado por parte de la docencia universitaria su disposición a continuar con el plan de lucha por aumento presupuestario y salarial y la posibilidad de continuar fortaleciendo al gremio.