10/07/2020

Cuáles son las reformas regresivas en el derecho jubilatorio que baraja Kicillof

Sigue la ofensiva contra el IPS.

Transcurrido un tiempo del informe presentado Cámara de Diputados por Eduardo Santín, titular del Instituto de Previsión Social de la provincia de Buenos Aires, vuelven los trascendidos sobre intentos de reformas en el sistema jubilatorio.

En aquella ocasión, luego de adjudicar el déficit del organismo exclusivamente a los desmanejos cometidos durante de las gestión de la exgobernadora Vidal, Santín dejó ver algunas líneas de cuál sería su política para volver sustentable al IPS, las cuales son una señal de ataque al derecho jubilatorio.

El presidente del IPS objetó la continuidad en el cargo simultáneo, afirmando que “si uno se jubila se debe jubilar de todo”. Veamos el punto con dos ejemplos. Un docente en su carrera puede tener dos y hasta tres cargos pero no siempre tienen la misma antigüedad en los mismos, por lo que puede jubilarse en un cargo cobrando entre el 70% hasta el 85% del mismo, y continuar en los otros hasta completar los 25 años necesarios para acceder un haber que sea del 70% o más de sus mejores tres años de remuneración.

Este problema es más recurrente aún en el caso de los profesores porque sus módulos no se toman como un solo paquete. Si elige un período que trabajó en distintas ramas, los módulos u horas cátedras se van a dividir en cada rama y cada una tendrá un porcentaje en relación a la antigüedad que tenga en la misma. Entonces un profesor puede jubilarse en una rama y continuar en la otra hasta reunir la antigüedad necesaria para alcanzar un mejor porcentaje. Santín quiere eliminar esa opción de mejora en el haber, restringiendo derechos en la fórmula de cálculo.

Otro punto es el reingreso. En general, cuando una maestra reingresa en la docencia se debe a que no puede vivir con haberes que merodean entre 30.000 y los 37.000 pesos (esto último con 30 años de aportes tras estar frente a curso toda la carrera). Para que un cargo de reingreso pueda usarse para jubilarse debe trabajar 25 años, y debe ser un cargo mejor al cual está jubilado, tras lo cual deja una jubilación por la otra. Es decir, son aportes que financian al IPS porque casi nunca son reclamados para una jubilación.

Las declaraciones del funcionario también refirieron que el cargo a elegir debe haber sido trabajado en la provincia, y no en una jurisdicción extraña. “Uno que trabajó como gerente tres años, luego trabaja en la provincia y se jubila con el cargo de esa empresa y no dio esos aportes a nosotros”. En esto Santín miente, porque la ley de reciprocidad jubilatoria establece cuál es la caja otorgante (donde se tienen más aportes) y el compromiso de porcentaje que debe aportar cada caja. Con esa afirmación revela que pretende romper el vínculo que existía entre las provincias y la propia Anses, dando pie a un ajuste mayor en las demás cajas jubilatorias.

El gobierno Kicillof no toma mientras tanto una sola medida para recuperar aportantes, y los trascendidos sobre el curso para achicar el déficit del IPS deben encender las alarmas de los trabajadores. “Manteniendo las condiciones de retiro, lo demás está todo en discusión” (El Día, 30/6), declaró Santín. Entre las opciones que baraja el gobierno está la elevación de los aportes, y el atraso en la actualización de los haberes por la movilidad, de manera que la caja se quedaría con el aumento de los aportes por la suba salarial. Además se estudia el establecimiento de un techo en los haberes, y hasta de un aporte de los propios jubilados que sería ni más ni menos que una reducción de los haberes. Casi en tono de amenaza, la ministra de Trabajo, Mara Ruiz Malec, manifestó que “la armonización va a ser una consecuencia si no hacemos algo para mejorar la realidad del IPS” (Infocielo, 2/7).

Toda la burocracia sindical, y en primer lugar el Frente de Unidad Docente Bonaerense se complace de intercambiar cartas con la Gobernación, pero las discusiones para avanzar en una reforma están en marcha. El Frente de Todos está buscando una ley de consenso. La presentación del déficit de la caja es el inicio de un ataque a los derechos jubilatorios, hacia una armonización en un único régimen previsional.

Los trabajadores debemos estar en pie de lucha contra este atropello. Por eso las seccionales Multicolor de Suteba realizaron domingo 5 de julio a un festival virtual por este y todos los reclamos que sacuden a la docencia.

Organicemos la defensa del IPS, la lucha por la derogación de las leyes de armonización, por el pase a planta permanente, la cobertura de todos los cargos, por la investigación y recupero del patrimonio del IPS, por control de los trabajadores sobre el organismo.

También te puede interesar:

Editorial. Escribe Néstor Pitrola
Sus compañeros decidieron realizar un paro de 48 horas si el director de enfermería no renuncia.
Los trabajadores municipales de Hurlingham son presa de una fuerte precarización laboral.
Familiares y amigos junto con organizaciones se movilizaron a la Fiscalía.
Se estima que entre un 7 y 10% de los contagiados diarios es personal de salud.
Mientras acuerdan con los bonistas internacionales.