26/09/2018

Cuarta ronda de protesta contra el vaciamiento del Hospital Posadas

Trabajadoras en actividad y despedidas describen las consecuencias brutales del ajuste.

Trabajadores y trabajadoras despedidas, médicas y médicos, residentes, becarios y organizaciones solidarias protagonizaron hoy un nuevo abrazo al Hospital Posadas convocado por los profesionales médicos, en la cuarta actividad de este tipo contra la política de vaciamiento del gobierno. En ese marco, decenas de jefas y jefes de área en actividad, así como jubilados, participaron de una foto colectiva en defensa de la institución hospitalaria más grande de los que dependen de Nación.


La militarización del hospital y la persecución a quienes protestan volvió a verse hoy con la presencia de policías que fueron a filmar a los manifestantes, siendo finalmente expulsados.


 



En la institución ya son más de 1.300 los despidos y se han cerrado varias especialidades clave para la salud de la extensa población trabajadora que se atiende allí, como Cirugía Cardiovascular Infantil, y reducido fuertemente otras. En diálogo con Prensa Obrera, Brenda Soledad Enecoiz, residente de Trabajo Social, dio cuenta de la enorme incidencia de pacientes, provenientes del conurbano bonaerense pero también de provincias de todo el país: “están tocando a la gente que menos puede acceder a la Salud, porque no tiene cobertura de obra social”.




Por su parte, la profesional técnico-hospitalaria Karina Galván dio cuenta del impacto brutal de este ajuste en algunas de estas áreas: “los pacientes de Salud Mental están sufriendo, ya no hay más atención, no tienen más medicación, los familiares están desesperados porque ni siquiera han derivado de este a otro hospital. No saben a dónde ir, ni en qué otros hospitales hay atención hay psiquiátrica”. A ello se suma el ajuste en el área de Farmacia y Esterilización, donde trabaja Galván: allí se expulsaron 23 trabajadores desde octubre del año pasado, y la producción de medicamentos ha pasado de cerca de 120 a menos de 10; “también preparábamos la medicación para tratamientos del dolor, la semana pasada un paciente estaba desesperado porque no podía pagar la metadona, una medicación que nosotros entregamos gratuitamente al paciente. Antes cada paciente se iba de la guardia de adultos, de guardia pediátrica, de internación, con los remedios para completar el tratamiento en su casa; hoy no tiene el tratamiento completo y en poco tiempo tiene que volver”.




El complemento del vaciamiento es un avance privatista: trabajadores denuncian que actualmente todas las compras de medicamentos del hospital se hacen sin licitación a un solo laboratorio, el Suizo, cuyo dueño sería pariente del director del hospital, Pablo Bertoldi. Presente en la protesta, el dirigente del Partido Obrero Marcelo Ramal señaló que la privatización opera asimismo con la expulsión de pacientes a los hospitales privados y que “él que no tiene los recursos, simplemente se vuelve a su casa. Detrás de este desmantelamiento hay un genocidio silencioso; esto acarreará mayor mortalidad infantil y un empeoramiento de las condiciones de vida para muchísimos trabajadores de la zona”.


Ramal saludó la lucha en el Posadas como una movilización en ascenso y marcó que “nuestra compañera Jimena Lettieri, trabajadora del hospital, ha sido despedida por su firmeza en llevar adelante esta lucha”. Por su parte, Lettieri destacó que “la causa del Posadas tiene que ser la causa de todos. Somos los trabajadores y los pacientes, o es este gobierno y esta gestión que intentan quitarnos lo más elemental que es la salud”.




 

También te puede interesar:

La empresa de envíos cesanteó a tres empleados, entre ellos dos delegados sindicales.
Maroni encubre que la propagación de contagios se debe a la escasez de personal, a la mala calidad de los EPP y al déficit de infraestructura.
Los trabajadores denunciaron que la situación del Garrahan está lejos de ser la que corresponde.
La gremial Cicop denuncia que hay más de 6.000 profesionales de la salud contagiados.
Importante concentración de una tenaz lucha que lleva 7 meses y que contó con despedidos de Vialidad e Infraestructura.