21/04/2011 | 1173

De cómo Tomada «cajoneó» la reincorporación de Viñas a Clarín

Novedades legales del reclamo contra AGR-Clarín
Por Lista Naranja Gráfica Dirección de la Lista Naranja Gráfica

-Exclusivo de internet

Pablo Viñas, congresal gráfico por la Lista Naranja y dirigente del Partido Obrero, es el único representante gremial al que Clarín aún no deja ingresar a AGR (Artes Gráficas Rioplatenses), luego de haber sido excluido (patoteada mediante dentro del propio ministerio) de los acuerdos de reincorporación alcanzados por el ministro Tomada, los delegados de la «Juventud Sindical» (tristemente célebres en estos días por ofrecerse, por radio y televisión, a abandonar la lucha por dinero) y el sindicato gráfico con el grupo Clarín.

Pero hace pocos días, luego de sortear numerosas taras burocráticas y como resultado demorado de la movilización realizada a la sede ministerial de Alem, finalmente, la Naranja logró acceder parcialmente a los expedientes ministeriales de AGR y allí salió a la luz una resolución definitiva del Ministerio, firmada por el mismo Carlos Tomada, del 28 de diciembre de 2010 (que el sindicato, los delegados y el ministerio jamás informaron a Viñas ni al taller) ¡que ordena la reincorporación DE TODOS los representantes gremiales despedidos en 2004, incluido Viñas! -contradiciendo el reciente acuerdo que lo excluye.

Incluso los funcionarios que nos atendieron hace un mes, cuando la Naranja marchó al Ministerio con más de 100 compañeros contra la exclusión, si bien no tuvieron más remedio que acceder a que Viñas pudiera ver los expedientes de carácter público en los que éste es parte, lo cierto es que ocultaron esta importante resolución. La misma benefició a Viñas, porque se fundamenta en las medidas cautelares dictadas en la Justicia, las cuales -como es conocido- incluyen la orden de su reinstalación, pero intentaron mantenerla oculta, para que él mismo no pudiera sacar ningún provecho y terminara (en lo que a él respecta) en pura letra muerta.

En concreto, al contar con esta resolución firme, estamos habilitados -y al momento de escribir esta nota, ya se habrá presentado el requerimiento ante el Ministerio- para exigir el cumplimiento de lo ordenado bajo pena de una nueva e inmediata multa contra el Grupo Clarín, la cual -estamos reclamando- no puede comenzar por una cifra menor al millón trecientos mil por la que ya fue sancionado por su accionar antisindical. De persistir en su negativa, deberán correr nuevas y progresivas multas. Por ello, la Naranja ya está preparando una gran movilización al Ministerio por este reclamo (la cual será una propuesta de resolución en el próximo congreso del Partido Obrero).

Por otro lado, en los próximos días se define en la Justicia la última apelación presentada por le empresa. Lo más probable es que la Justicia rechace la petición de Clarín y ratifique la orden de reincorporación de Viñas, dejándola definitivamente firme. Si en esa instancia la empresa no lo reincorpora -tal como se ha comprometido, incluso en la cámara de diputados-, se expone a causas penales por desobediencia, además de las multas que ya están ordenadas en el ámbito judicial (por cuerda separada a las que también deberá aplicar el Ministerio de Trabajo). Es con ese fin que recientemente -en el contexto de un gran acto gráfico- volvimos a dejar constancia del impedimento de la patronal a reincorporar a Viñas.

La reincorporación de Viñas es fundamental para el conjunto del taller, porque representa una postura independiente tanto de la patronal como del gobierno: fue quién, desde su ingreso a la interna, reflotó el reclamo contra el turno diferido (cajoneado en su momento por el Ministerio y el Sindicato) y representa a la lista que, en las últimas elecciones del sindicato (2008), ganó por amplia mayoría en AGR.

La resolución ministerial -convenientemente ocultada- y la próxima definición de la Justicia ante el recurso extraordinario presentado por la patronal van achicando el margen legal de la empresa y el Ministerio para mantener en el tiempo la discriminación antisindical contra Viñas, la Naranja y el Partido Obrero. La tarea es acompañar este proceso con una gran difusión y movilización políticas, que fortalezcan aún más este sentido reclamo de los trabajadores de AGR-Clarín. Hasta que Viñas esté adentro, no paramos.

En esta nota

También te puede interesar:

Especial aniversario Mariano Ferreyra. No pasaban 48 horas del asesinato y ya trataban de desvirtuar la denuncia del PO.
Ofensiva de las patronales gráficas en medio de la pandemia con la abierta complicidad del sindicato. Se necesita una nueva dirección.
Crónica de un conflicto que culminó con un triunfo de los trabajadores.
Una masiva asamblea de trabajadores resolvió plantarse contra el ataque patronal.