12/07/2007 | 1000

Defendamos la lucha de los telefónicos

Asamblea general y huelga indefinida hasta ganar el conflicto


Luego de la gran movilización de los telefónicos a Plaza de Mayo, la Directiva se tomó cinco días para definir la continuidad del plan de lucha. Este nuevo compás de espera fue utilizado por las patronales para mandar nuevos pedidos de informes, sanciones (suspensiones de hasta 7 días) e incluso el despido de un compañero del Edificio República. Esto generó un inmediato paro de los compañeros del República, que en Asamblea General votaron mantenerse en estado de Asamblea Permanente hasta la reincorporación del compañero Ariel Costilla.


A pesar de la escalada de las patronales, el plan de lucha de Foetra volvió a marcar el paso en el mismo lugar: convocó a asambleas y cortes de calle de una hora. Las asambleas y los cortes de calle en el horario del almuerzo fueron presentados por la Directiva, como una forma de evitar mayores descuentos (¡!). Pero en la mayoría de los edificios se discute cómo avanzar con medidas más contundentes y con la paralización completa de las empresas hasta ganar el conflicto. Las medidas parciales, hasta el momento, sólo han logrado estirar los tiempos y ¡sumar descuentos! a lo largo de casi cuatro meses. A esto se agrega el descuento de la media hora menos que los trabajadores viene cumpliendo retirándose media hora antes, como marca el acta de diciembre de 2005, pero que las empresas mandan a descuento con la complicidad del Ministerio de Trabajo.


Reducción de la jornada de trabajo


La jornada de trabajo de seis horas y media para tráfico y de siete horas para el resto de los sectores, según el acta firmada con las empresas y el Ministerio, planteaba esta jornada laboral a partir del primer trimestre de 2007. En el contexto del actual conflicto, las empresas primero desconocieron el acta firmada y ahora, como parte de las negociaciones, vuelven a chantajear con “otorgarla” en octubre de 2007, pero condicionada al “escalonamiento de la jornada laboral”, a la "adaptación de los horarios a los requisitos de los clientes” y a un aumento de los "niveles de productividad”. Pero la reducción de la jornada (y del divisor) significa la recuperación de una conquista de los trabajadores que había sido arrebatada junto con la privatización.


Las patronales aumentaron una hora y 15 minutos la jornada de trabajo a cambio de un pago en tickets canasta (no remunerativos) que se desvalorizaron rápidamente. Esto generó una catarata de juicios que fueron ganados por los trabajadores. La reducción de la jornada de trabajo es una conquista histórica que incluso se defendió bajo la dictadura militar. Por eso es una conquista que no se puede negociar.


La “Coordinadora”


Foetra, los supervisores de Fopstta, una parte del personal jerárquico (Upjet) y los profesionales del Cepetel vienen de realizar una reunión en la sede de la CGT donde discutieron formar una “coordinadora” para llevar adelante la lucha.


Pero a esa reunión asistió un representante de la Foessitra, que firmó el acta. Esta unidad de los diferentes sindicatos puede llegar a ser muy significativa, pero, también, puede repetir (y hasta agravar) los problemas que se vienen arrastrando.


La Agrupación Clasista Telefónica propone que la “coordinadora” de sindicatos convoque a una asamblea general de todo el gremio incluyendo a tercerizados para discutir la profundización de las medidas y la convocatoria a un paro general hasta ganar. Que se retomen los plenarios de delegados y se convoque a la Asamblea General de todo el gremio para ir por el triunfo de esta lucha.

En esta nota

También te puede interesar:

Hoy tuvo lugar una concentración de Foetra frente a las oficinas de la calle Florida.
Los trabajadores tercerizados van a una acción de lucha el 1/6 a las 8h en Av. Forest 860.
Defendamos la salud, las condiciones de trabajo y el salario. Preparemos una gran asamblea el 05/06.