04/11/2020
RIO NEGRO

Despido masivo de guardavidas municipales en Bariloche

Ya se encuentra en tratativas para tercerizar el servicio.

Guardavidas en lucha

En las últimas semanas se conoció la decisión del gobierno municipal de San Carlos de Bariloche respecto de no contratar para la temporada de verano a los 40 guardavidas que desde hace 20 años de manera ininterrumpida han mantenido la seguridad y la organización en 9 playas públicas de la ciudad. La decisión de la titular de Protección Civil de nuestra ciudad, Patricia Díaz, y respaldada posteriormente por el Intendente Gustavo Gennuso (Juntos Somos Río Negro, oficialismo provincial), es la falta de presupuesto municipal en este contexto de déficit producido supuestamente por la pandemia de Covid-19.

La actividad de rescate de personas en situación de emergencia fue declarada actividad esencial a través del “Protocolo de Trabajo seguro para la actividad de Guardavidas en el marco de la pandemia” emitido por el Ministerio de Salud de la Nación, con lo cual el municipio de Bariloche no solo arremete despojando arbitrariamente de sus puestos de trabajo a decenas de trabajadores sino que además desconoce una medida de alcance nacional, así como también desconoce su obligación de brindar servicio de seguridad en las playas públicas habilitadas, cuya atribución y responsabilidad es indelegable del Estado.

La irresponsabilidad del estado municipal queda reflejada en las declaraciones que Patricia Díaz realizó en un programa de radio local: «La responsabilidad es individual. Hay solo nueve playas con guardavidas y en Bariloche son casi treinta, no hay mayor o menor incidencia si hay o no guardavidas. Como la situación es insostenible hay que repensar o reevaluar cual es la mejor opción. La gente tendrá que ser más responsable.» Afirmaciones que dejan entrever el desprecio del gobierno municipal por les trabajadores y por la seguridad del resto de la ciudadanía.

El fondo del asunto: tercerización del servicio de Guardavidas

La repercusión de la noticia de los 40 trabajadores y trabajadoras Guardavidas despedidos de hecho por el municipio al negarles la renovación de sus precarizados contratos temporales por la prestación de servicios durante la época estival va dejando al descubierto las razones verdaderas de esta negligente decisión. En Bariloche es de conocimiento público la intención del gobierno municipal de tercerizar el servicio de guardavidas en las playas públicas. Representantes de una ONG local ya se han acercado a algunos trabajadores guardavidas ofreciéndoles, para la venidera temporada, contratos de trabajo con cláusulas extorsivas como la renuncia a su puesto laboral en el municipio y la renuncia a realizarle un juicio laboral al mismo por el injustificado despido. Esta tercerización del servicio de seguridad en las playas públicas abre las puertas para una futura privatización de las mismas a través de servicios y amenities.

Tanto la precarización laboral de les compañeres guardavidas como el ninguneo y el desprecio demostrado por la titular de Protección Civil y por el intendente municipal, Gustavo Gennuso, demuestran una vez más la connivencia y protección estatal para con los interés capitalistas locales y son reflejo de una política provincial y nacional de desprotección y ajuste sobre la clase trabajadora.

Guardavidas en lucha

El pasado viernes 30 de octubre la Asociación de Guardavidas de Bariloche realizó una concentración frente al edificio municipal local en reclamo de la inmediata reincorporación de les 40 trabajadores y el cese de las hostilidades por parte del gobierno municipal. Desde el Partido Obrero Bariloche acompañamos esa movilización que refleja la lucha del pueblo trabajador y nos sumamos al reclamo por la reincorporación de les compañeres guardavidas, exigimos la regularización de sus contratos laborales y responsabilizamos al intendente Gustavo Gennuso y a la Subsecretaria de Protección Civil Patricia Díaz por cualquier accidente que pueda ocurrir en las playas públicas barilochenses debido a la negligencia y desidia de un gobierno que continúa demostrando su desprecio por les trabajadores y por la salud y la vida de las personas en general.

Basta de ajuste sobre la clase trabajadora. Que la crisis la paguen los capitalistas.

También te puede interesar:

Sin ningún tipo de explicación dejó en la calle a 9 músicxs.
Se profundiza la precariedad y la explotación laboral en el Estado. Fuera Cabandié.
Continuarán la lucha por la reincorporación de todos.
El intendente local firmó un decreto argumentando "potenciar el yacimiento de Vaca Muerta”.
La justicia considera que el desalojo "se ajusta a derecho" (de privados).