01/10/2018

Despidos masivos en el Enacom

La gestión de Silvana Giudici dispuso 35 y se prevén 100 nuevas cesantías para los próximos días.
Agrupación Naranja Enacom

Mediante la resolución Enacom 145/2018, se han decretado los primeros 35 despidos de la gestión de Silvana Giudici, presidenta del Ente Nacional de Comunicaciones. El día de hoy los despedidos no pudieron ingresar a sus lugares de trabajo y están llegando las primeras cartas documento.


Se trata de 31 compañeros bajo el régimen de la Ley de Contrato de Trabajo y de cuatro compañeros bajo el régimen del Artículo 9. Los primeros, en el mejor de los casos, tienen derecho a indemnización; los segundos ni eso. El proceso de despidos se ve facilitado por la precarización laboral que dejaron las gestiones de los organismos fusionados en el Enacom: la de Martín Sabbatella (en el ex Afsca) y de Norberto Berner (en el ex Aftic).


La totalidad de estos compañeros cumplía funciones en las sedes de Lima 1007 o Perú 103 y no se encuentra afiliada a ningún sindicato: se desempeñaban en Dirección Nacional de Autorizaciones y Registros TIC, Dirección Nacional de Servicios Audiovisuales, Postales, Control y Fiscalización, Institucionales, Tesorería, Dirección Nacional de Atención a Usuarios, Mesa de Entradas entre otros. Incluso hay casos de compañeros con tratamientos de salud permanente -entre ellos, una compañera que está luchando contra un cáncer de mama. Giudici hace escuela. 


Primera tanda


La lista de 35 despidos –en la cual no hay afiliados, ni compañeros del interior, ni del CAU o del Iser- es la primera fase de un ajuste por etapas. Según dejaron trascender los sindicatos, se preparan las listas de los próximos 100 despedidos, que ya abarcaría afiliados y trabajadores de otros sectores que no fueron afectados en esta tanda. En la misma resolución por la que se dictan los despidos, de hecho, se cita el Plan de Dotaciones Óptimas proveniente del ex Ministerio de Modernización, según el cual en el Enacom sobran 700 trabajadores. 


Es claro que la convocatoria realizada por UPCN el pasado 31 de agosto ante los rumores de 130 despidos tenía una base firme. En esa oportunidad UPCN emitió un comunicado diciendo que había frenado los despidos y logrado la apertura de negociaciones en el Ministerio de Modernización. Queda de manifiesto que la patronal decidió avanzar.


Vale señalar que la mayoría de los 35 cesanteados estaban encuadrados en la Ley de Contrato de Trabajo, por lo que tenían la posibilidad de acceder a los retiros voluntarios, lo que desmiente la tesitura de que los retiros voluntarios frenan los despidos.


Los trabajadores tenemos que responder


El enorme activismo sindical que existe en el organismo debe responder y frenar los despidos: el 31 de agosto más de 500 compañeros mostramos que hay condiciones para luchar. Es claro que el gobierno, que busca imponer un recorte salarial de por lo menos el 25% de nuestro salario, quiere sobrevivir a su crisis golpeando a los trabajadores: con despidos y recortes salariales busca generar un “ahorro” para pagar deuda externa.


Frente a este golpe, no ha habido ninguna convocatoria por parte de las conducciones de UPCN (que en la citada asamblea se comprometió a hacerlo en caso de despidos) y de ATE. La Verde y Blanca kirchnerista, conducción de la Junta Interna de ATE, no convoca a Asamblea desde el conflicto de diciembre, cuando más de 100 trabajadores fueron despedidos>; la conducta de esta agrupación es coincidente con la política del kirchnerismo sindical, que apunta a que Macri finalice su mandato desmovilizando a los trabajadores.


La Lista Verde, conducción de ATE Nacional y presente en el Enacom con algunos delegados, tampoco ha realizado convocatorias. Si bien hubo un acuerdo con la Agrupación Naranja para convocar una asamblea común, la misma no se efectuó por la expectativa en reuniones con las autoridades que finalmente no se produjeron.


Es necesario convocar hoy mismo a una Asamblea General sin distinción de afiliación y votar las medidas de lucha para reincorporar a nuestros compañeros. Es la única manera de frenar los despidos (presentes y futuros) que la gestión busca ejecutar. Frente a la amenaza de 100 nuevos despidos, hay que preparar el paro general y la ocupación del organismo. 

En esta nota

También te puede interesar:

Silencio criminal de los sindicatos y el gobierno.
Será este miércoles 20 de octubre. Una jornada de lucha contra el avance de la flexibilización y la reforma laboral.
El único mensaje que escucha el gobierno es el de los capitalistas.