26/02/2021

Docentazo en Chaco: el gobierno ofreció un vergonzoso 12%

La semana comenzó con una fuerte movilización docente en toda la provincia y asambleas virtuales y presenciales de trabajadores de la educación. Capitanich, mientras ve crecer la lucha docente, el miércoles dio una conferencia de prensa junto al ministro de Economía, Planificación e Infraestructura Pérez Pons y la ministra de Educación Daniela Torrente anunciando que su intención es dar aumento progresivo al salario docente y que invertirá millones para reacondicionar las escuelas. Por supuesto nadie creyó esos discursos, así que recurrió a la vieja estrategia de acuerdos parciales con gremios docentes; muchos de ellos utilizan la agremiación para negocios de postítulos y cursos de formación avalados por el Ministerio de Educación, incluidos Utre (Ctera) y Atech, que conforman el frente gremial docente.

Inmediatamente la docencia salió a reclamar que en esa reunión paritaria con el gobierno no se traicione la lucha que venimos llevando. Y lejos de acompañar a la burocracia sindical, querían asegurarse de que sus reclamos sean visibles.

La burocracia al frente de la negociación es un arma de doble filo: por un lado, son quienes en el 2019 firmaron el «pacto social» con Capitanich como candidato a gobernador y luego acompañaron el congreso pedagógico que lejos estaba de revalorizar la educación pública, lo que perjudicó terriblemente los salarios y también las condiciones laborales; por otro lado, desconocen la elección de delegados y las asambleas por escuelas como parte importante de la lucha docente. Desde Tribuna Docente planteamos que los paritarios sean elegidos por los mismos docentes a través de un congreso de delegados por escuela.

Amenazas y persecuciones

Otra de las medidas para frenar la lucha la lleva a cabo la subsecretaría de Educación Rosana Cisneros, quien intimó vía carta documento a varios docentes a que se retracten de sus dichos cuando fue acusada de entregar sus ideales y convicciones por un puesto en el gobierno. La medida no es menor, sirve para intimidar a la docencia para que vuelvan a las escuelas.

El «Coki kit» y protocolos imposibles de aplicarse

El anuncio del gobierno también mencionó que la «presencialidad cuidada» consistirá en proveer a las escuelas de artículos de limpieza y el cursado a clases será combinado entre la presencialidad y la virtualidad. Nuevamente es imposible cumplir estos requisitos. Las escuelas recibieron 10 litros de lavandina y dos potes alcohol en gel para más de 500 estudiantes, hay localidades como Machagai que no tienen agua potable y otras dónde no hay agua. Así lo denunciamos con el Partido Obrero y llevamos a cabo un plan de lucha junto a organizaciones como el Polo Obrero.

Por otro lado, las clases combinadas que dice el gobierno requiere que un solo docente trabaje de manera virtual y presencial por el mismo sueldo, con sus recursos y más tiempo. Desde Tribuna Docente impulsamos el proyecto de la creación de cargos virtuales que duerme en los cajones de la Cámara de Diputados, bloqueado tanto por radicales como por peronistas.

Es urgente que esta huelga desarrolle un plan de lucha, donde los representantes paritarios sean electos por docentes desde asambleas. La perdida salarial docente de los últimos años suma un 80%, la defensa de la cláusula gatillo y que nos paguen lo adeudado es elemental, como también es elemental mayor inversión en infraestructura, mantenimiento, elementos de higiene y la creación de cargos auxiliares virtuales para garantizar la enseñanza y el aprendizaje como la entrega de herramientas y acceso a internet gratuita es la salida ante la crisis educativa. El camino sigue siendo la lucha de docentes unida a la comunidad en defensa de la educación pública.

 

En esta nota

También te puede interesar:

Morales y el gobierno nacional son responsables.
Vamos al paro para defender la salud y la educación.
Comisión de Educación, Salud y Transporte en la pandemia, del plenario de la CSC-PO.
Ante el lock-out patronal, lxs empleados consiguieron resguardar sus puestos de trabajo mediante la lucha.
El Ministerio de Educación no da respuestas, las burocracias son cómplices.