24/10/1996 | 516

“Duhalde aplica la flexibilidad de Menem en el Hospital Eva Perón (ex Castex)”

Reportaje a las delegadas Ana Galliani (general) y Lila Sian (adjunta)

PO: Nos llegó un comunicado de prensa en el cual denuncian anomalías en su hospital, ¿pueden informarnos que está pasando?


Lila: A pesar de que mucha gente piensa que Duhalde no va a aplicar la flexibilización de Menem, de hecho ya la está aplicando hace años con personal que cobra en negro; becados y contratado, sin beneficios ni estabilidad laboral.


Ana: En nuestro hospital esto se agrava a partir del “incen­dio del 9 de setiembre”, en que el hospital es declarado en emergencia sanitaria, con lo que el personal quedaba a disposi­ción de ser trasladado a otros centros de salud.


Lila: Sí, con esa excusa aprove­charon para poner en marcha el proceso de conversión del hospital en un centro de alta complejidad, que nos fue con­firmado por el doctor Modad (director general de Hospitales de la provincia de Buenos Ai­res).


Ana: Esta medida, sin la capaci­tación del personal de planta permanente, nos lleva a que conjuntamente con los servicios de mediana complejidad, sea tras­ladado todo el personal profesio­nal y no profesional de estos ser­vicios a otros hospitales.


Lila: Esto es un ataque no sólo al personal, sino fundamental­mente a la población, que no está siendo atendida como era cos­tumbre en este hospital general. Así es expulsada hacia otros centros que están arancelados (“autogestión”).


Ana: Nos preocupa que el hospi­tal de alta complejidad pase a manos privadas en corto plazo.


Lila: Porque la alta compleji­dad, en un sistema de salud or­ganizado en el cual funciona toda la red sanitaria, sería bene­ficiosa. Pero en manos de este gobierno negrero sólo se con­vierte en un gran negociado, en donde todo tendrá su precio.


Ana: A lo que se refiere Lila es que médicos de familia contro­len y prevengan enfermeda­des, derivando a los hospitales de baja, mediana o alta comple­jidad según sea necesario. Esto sólo lo podríamos lograr con un gobierno obrero, que además asegure la alimentación de su población; esta carencia hoy lleva al rebrote de enfermeda­des ya erradicadas como la tu­berculosis.

También te puede interesar:

Sobre los últimos anuncios de Vizzotti.
El Ministerio de Economía aclaró que la reducción de subsidios energéticos será compensada con aumentos en las tarifas de luz y gas.
El gobierno desembolsará U$S1.800 millones la semana que viene para el pago de la deuda.
El brutal proyecto de Juntos por el Cambio para suprimirlas.