06/03/1997 | 529

Editorial Atlántida: ‘Ellos no usan smoking’

La hija de un activista de Atlántida, fundador de la organización de fábrica y de la Lista Naranja, hace meses que está anotada para entrar a trabajar entre los jóvenes que A&C toma como contratados o aprendices.


Un día antes de anunciar el cierre que involucra el despido de su padre, la patronal llamó a la joven, le dio la ropa y elementos de trabajo para presentarse el lunes siguiente. Ese sería el primer día hábil, en el que según el cálculo patronal, la fábrica estaría ocupada por su padre.


El sábado a la tarde, entre la primera y la segunda asamblea general de fábrica, se reunió esta familia obrera, de padres ferroviarios y tomó una decisión de familia. Andrea iría el lunes con los elementos de trabajo a devolvérselos a la patronal explotadora que echa a su padre, diciéndole que su padre está en conflicto con ellos defendiendo junto a sus compañeros el puesto de trabajo.


La decisión fue informada por el compañero en medio de la emoción de todo el taller. Minutos después ya no había más debate, por unanimidad se votaba definitivamente el plan de lucha propuesto por la interna.


Como en la película «Ellos no usan smoking», esta familia, en el momento más crítico, asentó sus vínculos y definió su futuro como una apuesta a la lucha de la clase obrera.