05/03/2018

Educación Especial: la “Inclusión” viene con yapa

Reforma laboral y cierre de escuelas

El pasado lunes 26 de febrero tuvo lugar en el distrito de Malvinas Argentinas una reunión de docentes de escuelas especiales pertenecientes a aquel distrito, San Miguel y José C. Paz, los tres del conurbano bonaerense.


Allí la inspectora de la modalidad expuso los alcances de la aplicación de la resolución 1664/17 sobre “inclusión educativa”. Los puntos sobresalientes confirman una a una todas las denuncias expuestas por Tribuna Docente al analizar dicha resolución y  antes el Plan Maestro: que la reforma es solo un brutal ajuste que busca la destrucción de la educación especial, sus escuelas y las condiciones laborales de sus docentes.


1) Todas las escuelas deben reformular sus proyectos de integración y adaptarlos desde lo conceptual y semántico al nuevo paradigma de la inclusión, que tiene su base teórica en el Modelo Social de Discapacidad.


2) A partir de aquí, hay que buscar espacios de inclusión donde sea: en un club, en una sociedad de fomento, etc. Lo que importa es sacar a los niños de la escuela.


3) Solo los casos muy excepcionales quedarán dentro de la escuela especial o aquellos que requieran apoyos técnicos a contraturno de su “inclusión”.


4) La escuela especial ya no acredita saberes; eso queda en manos de la escuela de nivel. La función de los docentes especiales se reduce a un mero asesoramiento; todos los docentes deben salir a “incluir”.


5) Entran en escena los prestadores privados que a partir de ahora (seguramente con la derogación o modificación de la resolución 782/13, que prohíbe actualmente tareas educativas a estos) saldrán a cubrir toda la demanda que crea la inclusión masiva de alumnos discapacitados en las escuelas comunes.


La conclusión, a partir de esto, es clara: los casos excepcionales que no puedan ser “incluidos” podrán ubicarse todos en una sola escuela dando lugar al cierre del resto.


Y por otro lado, se da a entender que el Estado no va a nombrar más cargos para cubrir las “inclusiones”: habilitará los PPND o APND (personal privado no docente o asistente personal no docente, respectivamente) introduciendo el trabajo precarizado y tercerizado al que muchos docentes se verán empujados al no conseguir un segundo cargo o directamente ninguno. Pasarán entonces a ser monotributistas, en línea con la reforma laboral  general del gobierno macrista.


Qué hacer


Una reunión de docentes especiales de estos distritos  debatió todo esto y  resolvió una campaña de esclarecimiento con un texto para toda la comunidad educativa, que denuncia el aspecto antieducativo de esta reforma.


Llamamos al resto de los docentes de escuelas especiales a sumarse a la misma tarea en defensa de la Educación Especial y sus escuelas.


Las direcciones combativas de la docencia deben tomar el punto en sus formas concretas, luchando por la derogación de la resolución 1664/17 ( 311/16 a nivel nacional) y reclamando que el Estado tome y nombre a su cargo todos los apoyos necesarios para la integración (incluyendo a los prestadores privados, luchando por su pase a planta bajo la figura de apoyos para la integración, con su incorporación a la carrera docente, gozando de todos los derechos estatutarios) de los alumnos con discapacidad.


Te Puede Interesar: DOCENTES: NO INICIO Y MOVILIZACION AL PALACIO PIZZURNO

En esta nota

También te puede interesar:

Ademys sostiene en la paritaria con el Gobierno de la CABA la necesidad de un 55% de aumento, que permitiría que activos y jubilados recuperáramos las sumas perdidas.
Docentes, salud, judiciales y organizaciones piqueteras en lucha. Derrotemos el ajuste del FMI.
Hagamos activo el paro con asambleas, piquetes y movilizaciones. Por un congreso general de toda la docencia rionegrina.
Abajo el acuerdo salarial y por condiciones sanitarias.
Se replican medidas lucha, de la docencia, en todo el país.