19/02/2015 | 1351

El 2 de marzo hay que parar la provincia


La última reunión «técnica» del gobierno de Scioli con los gremios estatales -rechazada por ATE y Federación de Gremios Estatales y Particulares de la Provincia de Buenos Aires (Fegeppba)- trajo


como «gran» oferta 800 pesos en dos cuotas, una burla que no impidió a UPCN «evaluar» la propuesta.


 


Ninguno de los gremios lleva mandato alguno discutido entre los más de 100 mil trabajadores del Estado provincial; ATE por su lado «bravuconea» con un 40 por ciento, pero lo cierto es que levantó de


manera inconsulta la toma de la Dirección General de Escuelas, iniciada por la directiva provincial por «chauchas y palitos».


 


Tres días antes de la reunión paritaria, la conducción de ATE provincia resolvió tomar la sede central del Ministerio de Educación por la presión de su base. Muchos trabajadores de los consejos escolares habían ido a la huelga reclamando 1.000 pesos de plus salarial a fines del año pasado (monto que ya había conquistado la Junta Interna clasista de la DGCyE-sede, para los administrativos centralizados de La Plata).


 


La respuesta de la patronal terminó con el descuento de los días parados de una manera brutal, hasta 4.000 pesos de reducción. La toma se levantó ante el acuerdo entre los funcionarios de Nora de


Lucía y el Consejo Directivo Provincial de ATE, por la devolución de tan sólo 1.000 pesos de esos bestiales descuentos y la normalización del pago de haberes adeudados a miles de auxiliares de escuelas.


 


Lo cierto es que la toma de la sede había abierto una hendija en las negociaciones con una patronal durísima, que por una ordenanza interministerial de Scioli tiene orden de descontar los días parados. La inconsecuencia de la dirección de ATE en ir hasta el final en la defensa del salario de los trabajadores, pone en jaque a las próximas medidas de fuerza ya convocadas por el propio sindicato, comenzando por el no inicio de clases para el próximo 2 de marzo.


 


La delegación del CDP (Oscar Isassi-De Gennaro) en la sede de la DGCyE fue más que raquítica; sin embargo, el día dos de la toma, cientos de trabajadores de ATE de Quilmes y Avellaneda llegaron con sus respectivas remeras verdes, pero con el significativo logo de «Selva Guillén conducción». Se trata de una ruptura de la Verde Anusate que cuenta con el aval de Pablo Micheli. A meses de las elecciones de ATE, la demostración de fuerzas de uno y otro sector ha sido harto elocuente.


 


 


Por un plan de lucha y una lista combativa


 


En este cuadro se abre la lucha paritaria en la provincia. Con los trabajadores ya en sus lugares de trabajo es necesario un enorme plan de asambleas y agitación, por un 50 por ciento de aumento al básico contra la entrega anual del salario por parte de UPCN y del resto de las conducciones gremiales.


 


El 2 de marzo está convocado un paro provincial: hay que parar la provincia en unidad con la docencia, los trabajadores de la salud y los judiciales, para impedir una vez más la atomización que pretende el gobierno de Scioli.


 


El clasismo y el activismo combativo debe tomar esta tarea por excelencia y, a su vez, para defender a ATE de la ruptura a la que llevan todas sus facciones de índole puramente patronal, construir un frente único por una nueva conducción que retome los métodos históricos de la clase obrera, la asamblea, el plan de lucha escalonado hasta ganar, y la elección democrática de sus paritarios.

También te puede interesar:

En un distrito castigado por la pobreza, la desocupación y el déficit habitacional vamos con el Frente de Izquierda Unidad.
2.500 compañerxs participaron de enormes jornadas en todo el distrito.
Justicia por Ailén. El Estado es responsable.
Destrucción del suelo, contaminación del agua y concentración de la producción.
Fueron para debatir y apoyar el programa del Partido Obrero y el FIT-U.
La patronal dio lugar a rebajas del 7% en la hora.