28/06/2018 | 1508

“El camino es un paro activo nacional de 36 horas”

Ileana Celotto, secretaria general de AGD-UBA y candidata a secretaria general por la lista 6 Multicolor en las elecciones de la CTA Perón

Foto: Juan Diez

(…) Hoy estamos aquí los que, a lo largo de todo el país, venimos enfrentando el ajuste del gobierno nacional, de las patronales y de los gobernadores en cada una de las provincias (…)


Quiero resaltar la lucha de los docentes universitarios, que somos parte de los que estamos enfrentando los topes salariales y hemos logrado, con toda la presión de las bases y su bronca, y con los paros, que ninguna de las burocracias sindicales, que también las tenemos en nuestras federaciones, le ponga la firma al 15% de Macri y de Finocchiaro. Adelanto, desde esta tribuna, que desde el clasismo que milita en la Conadu Histórica ya estamos impulsando para el segundo cuatrimestre un no inicio de las clases, pero no un no inicio a lo Baradel, de 24 y 48 horas: si logramos imponerlo, va a ser con la parálisis de todas las universidades nacionales.


No sólo, compañeros, enfrentamos la política del gobierno nacional, también enfrentamos a todos los que van en contra de la lucha de la clase obrera, con promesas, por supuesto falsas, de un cambio en 2019. Les decimos a los Catalano, a los Yasky, a los Moyano, que la lucha es hoy, que hoy peleamos por nuestras conquistas, que hoy defendemos la salud y la educación públicas. ¿O, acaso, pretenden que les digamos a los mineros de Río Turbio, a los trabajadores del Posadas, que se dejen arrasar hasta 2019? ¡No! Ese no es el camino.


El camino es el que mostramos con la lucha de las mujeres (…) el camino es un paro activo nacional de 36 horas, con abandono de los lugares de trabajo, para poner a millones de trabajadores en la calle, para derrotar el ajuste y el régimen del Fondo Monetario Internacional.


Compañeros, hoy estamos aquí trabajadores de todas las centrales sindicales. Mi gremio pertenece a la CTA-Autónoma. Este año habrá tres elecciones de la CTA, dos de la CTA-A. Aquellos que se mostraban como el nuevo modelo sindical estallaron en pedazos, reprodujeron todos los métodos fraudulentos de la burocracia de la CGT, ni representación por minorías aceptan. ¡Qué diferencia con nuestro trabajo en cada uno de nuestros gremios! Se han ido dividiendo, por seguidismo a las variantes patronales, por problemas de caja y al margen de todo debate entre las bases. Miren lo que va a pasar ahora: Micheli convoca a elecciones y plantea que quiere ir a la CTA kirchnerista. Yasky, de la CTA K, también convoca a elecciones, pero plantea que hay que ir a la CGT para apoyar a Moyano y Palazzo. Godoy, de la otra CTA, conformó un frente, con Donda, con De Gennaro, con parte del PJ, como el Evita, y Patria Grande, con la CGT, y apuntan a una unidad de una oposición, donde la clase obrera sea furgón de cola de las variantes de recambio patronales. Ese no es el camino. Desde aquí anunciamos que la Coordinadora Sindical Clasista va a formar parte de las tres listas opositoras en las tres elecciones de la CTA. El 28 de junio, en una lista encabezada por Daniel “Pollo” Luna, del Inti, por Lucía Maffey, del Conicet. Y el 8 de agosto, tengo la responsabilidad de encabezar, en la lista de las elecciones de la CTA-Godoy, a una importantísima lista, que engloba a casi todos los que estamos en esta mesa, para dar batalla, como también la daremos en las elecciones de Yasky, con Aten, con Adosac, con los Suteba multicolores. No fue un slogan de convocatoria. ¡Vamos por una nueva dirección del movimiento obrero!


Compañeros, para terminar: quiero resaltar la importancia de las deliberaciones en este plenario, no solamente necesitamos acciones por nuestras conquistas, también necesitamos discutir un programa, bajo la dirección de los trabajadores (…) Por eso, muchos sindicatos hemos tomado la propuesta de la Coordinadora Sindical Clasista y estamos impulsando un congreso de delegados, con mandatos de asamblea de todos los sindicatos y centrales, para poner en pie a la clase obrera, para quebrar este ajuste y para que juegue su rol histórico como alternativa de poder.


¡Buen plenario, compañeros!