30/05/1996 | 496

“El Congreso cerró con una fuerte disposición de lucha”

El día 24 de mayo, con la importante concurrencia de unos 160 activistas en representación de la Coordinadora de Desocupados de Neuquén, las Comisiones de Desocupados de casi todas las localidades del interior de la provincia, como Loncopué, El Huecú, Chos Malal, San Martín de los Andes, Junín de los Andes, Cutral Có, Senillosa, Plottier, Centenario y la Mesa Directiva del CTA, se realizó el 1er Congreso Provincial de Trabajadores Desocupados. La representatividad no podría ser mejor. Estaban allí las Comisiones de Desocupados que en los últimos meses protagonizaron distintas luchas en contra de la política de hambre y miseria, con movilizaciones, ocupación de municipios, otros edificios públicos y ollas populares.


El encuentro por sí solo era un acontecimiento muy importante para unificar criterios y fortalecer al movimiento de desocupados en su conjunto. Pero también era necesario que ese Congreso pudiera superar los planteos frepasistas que reclaman subsidios y rebaja de impuestos a los capitalistas (ver PO 495). La dirección del CTA dio a conocer un “borrador” de resolución que planteaba constituir una “‘Mesa’ Coordinadora Provincial en el marco del CTA”, para “exigir la desgravación impositiva, de créditos, etc., a las actividades que generen una efectiva contratación de nuevos puestos de trabajo”. Es decir que no figuraba el Seguro  a todos los desocupados y la libertad de Panario y Christiansen.


Nada de esto fue aprobado. A instancias de la Coordinadora de Desocupados de Neuquén, la Mesa quedó constituida por cada una de las Comisiones convocantes, tal cual se había discutido en forma previa al encuentro, y fundamentalmente se aprobó un programa de lucha en defensa de la clase obrera.


El debate fue intenso y enriquecedor para cada uno de los presentes. En esto fue muy importante la lucha política de cada uno de los integrantes de la Coordinadora de Desocupados y de la UJS-PO, que intervinieron derrotando uno a uno los planteos del CTA. De distintas maneras y con varios argumentos se explicó claramente que la política del gobierno nacional y provincial no es la de generar empleo sino utilizar la desocupación como elemento de presión para imponer a los trabajadores activos la rebaja salarial y los despidos. Esto se demuestra en los propios “Programas de asistencia a la desocupación”, donde el ‘desocupado’ trabaja en el lugar de un despedido, junto a otros trabajadores pero sin estabilidad y con un salario en negro; la propaganda oficial habla de desocupados “subsidiados”, cuando las únicas subsidiadas son las patronales que superexplotan a trabajadores desocupados sin pagar un peso, porque el salario en negro máximo de 200 pesos es pagado por el Estado. En este marco, luchar por un Seguro para todos los desocupados, mínimo de 500 pesos, rompe con el ‘chantaje’ del gobierno y eleva el piso de salario base que se quiere imponer a todo el movimiento obrero. Así como este problema fue considerado ampliamente por el Plenario, lo mismo sucedió con la situación de Panario y el resto de los compañeros.


El Congreso terminó resolviendo la constitución de una Coordinadora Provincial “con todas las comisiones presentes y la Mesa Directiva del CTA”. Por trabajo o un seguro mínimo de 500 pesos a todos los desocupados. Por la inmediata libertad de Horacio Panario, Alcides Christiansen y el cese de las persecuciones y proceso judicial contra los compañeros movilizados el 2 de octubre. No a la rebaja de la Ley Provincial 2128. Incorporación a planta permanente de todos los compañeros de la “Ley 2128”, “Plan Trabajar”, “Proyecto Joven”, que estén desarrollando tareas tanto en el Estado como en actividades privadas. Reconocimiento, en todos los planes en que se toma mano de obra desocupada, de las cargas familiares, seguro por accidente, licencias por enfermedad, obra social, jubilación, ropa y herramientas de trabajo, etc. El 1er. Congreso de Trabajadores Desocupados resolvió además luchar contra los despidos, y unificar la lucha de los desocupados y ocupados planteando: No a la rebaja salarial de maestros y estatales. No a los despidos, reparto de las horas de trabajo sin reducción del salario.


Para llevar adelante estos reclamos, el Congreso resolvió que en cada localidad se empadronará a todos los desocupados a partir de los 16 años sin discriminaciones, y una movilización provincial “contra el hambre y la desocupación”, a realizarse en Neuquén Capital el día 21 de junio.


El Congreso cerró con aplausos de todos los presentes y una fuerte disposición para salir a la lucha, a empadronar en todas las localidades y a preparar la movilización.


El CTA no nos regaló nada. Fue superado políticamente por un programa con sólidos argumentos que da salida a la lucha que tiene por delante la clase obrera, en contraste con la inviabilidad de su programa colaboracionista levantado a nivel nacional.


El 2 de octubre, después de la represión, el gobierno decía que unos ‘vándalos, inadaptados’ habíamos ido a pedir trabajo o subsidio de 500 pesos, como si eso fuera un delito. Ahora resulta que no solamente los desocupados de Neuquén capital tenemos ese reclamo, sino también todos los desocupados de la provincia… y el CTA.

En esta nota

También te puede interesar:

15.30 hs - Plaza de Mayo a Congreso.
Defendamos el ingreso de los trabajadores.
En la sede gremial se realizó un encuentro con referentes del partido evangélico UNO.
La integración de la CTA-A en el gobierno fondomonetarista de Alberto Fernández.