06/06/1995 | 450

El gatillo celoso de la huelga general

Como un gatillo celoso detonado por un roce, el viernes 26 de mayo estalló una huelga en la Editorial Atlántida en respuesta a un despido por una sustracción menor.


Luego de nerviosas gestiones, una asam­blea no autorizada resolvió parar ante la nega­tiva patronal a reincorporarlo. El paro abarcó las dos plantas (Garín y centro) y sólo sufrió el carnereaje de la mayor parte de mantenimien­to, una sección que no afecta la producción.


Durante 6 horas, se paró al pie de la máqui­na, cada compañero rechazó el apriete patro­nal y la requisitoria de una escribana que, de inmediato, se hizo presente en planta. Ante la decisión patronal de arrancar la rotativa con personal jerárquico y contratado, toda la planta se desplazó hacia la sección presionan­do el no arranque de la máquina.


La patronal y su escribana asustaron a los trabajadores de ocupación de planta, juntaron antecedentes a todo vapor para tomar represalias contra las medidas de fuerza que invariablemente a una profundiza conflicto.


Minutos antes de la medianoche e de que la huelga se extendería todo el fin de semana (durante el cual se trabaja y salen publicaciones importantes), lo que llevaría a un conflicto de difícil retorno, una nueva asamblea general del taller resolvió por unanimidad levantar el paro bajo garantías gestionadas ante la patronal de continuar negociaciones el lunes y no aplicar represalias.


El paro de un tumo entero es la mayor medida que se haya realizado por un caso de este tipo; sin embargo, no alcanzó para recuperar al compañero. Pero apuró, sin embargo, el comienzo de la negociación por el convenio anual, el gran desafío de esta fábrica en los próximos días. Por otro lado, la patronal tampoco se inclinó por profundizar el conflicto en vistas de la unidad de la medida.


En última instancia, este paro de casi 6 horas constituyó un ensayo de huelga general que tensó las filas obreras para luchar por la continuidad de la jornada de 6 horas y con ella, la plena ocupación y la defensa del salario qué el taller encara para el próximo año.

También te puede interesar:

Ofensiva de las patronales gráficas en medio de la pandemia con la abierta complicidad del sindicato. Se necesita una nueva dirección.
Crónica de un conflicto que culminó con un triunfo de los trabajadores.
Una masiva asamblea de trabajadores resolvió plantarse contra el ataque patronal.