24/07/2020

El “gobierno de científicos” despide a más de 1.600 trabajadores de Ciencia y Tecnología

Por Martín Vacas Vignolo secretario de Ciencia y Técnica de la Fuba

El 14 de julio, la presidenta del Conicet, Ana Franchi, informó en una reunión con los representantes gremiales que el organismo no renovará las becas de investigación científica que vencen a fin de mes. El principal organismo de Ciencia y Técnica del país deja en la calle a más de 1.400 trabajadores, que superarían los 1600 con la réplica de esta decisión en la UBA, la UNLP, y otras universidades.

El actual ministro del área, Roberto Salvarezza, fue presidente del Conicet durante la última presidencia de Cristina Fernández de Kirchner y durante esos años fue un acérrimo opositor al otorgamiento de derechos laborales a los becarios. Contra esa precarización se pusieron en pie organizaciones como Jóvenes Científicos Precarizados, que han hecho bandera con su “Investigar es Trabajar”.

Cuando Alberto Fernández presentó a su gabinete remarcó que el suyo iba a ser «un gobierno de científicos”. Tras ocho meses de mandato, sin embargo, los institutos y organismos de Ciencia y Técnica siguen funcionando con el presupuesto de ajuste macrista, votado en diciembre de 2018. Así, el presupuesto del sector corresponde a menos del 0,5% del PBI.

La mayoría de los trabajadores de Ciencia y Tecnología son becarios, sean de maestría, doctorado o postdoctorado. Es un régimen precarizador que obliga al científico a pasar en promedio ocho años bajo esta modalidad de trabajo que no contempla ningún derecho laboral: no cobran aguinaldo, no hacen aportes jubilatorios, no disponen de licencias para el cuidado de familiares, no tienen obra social familiar, entre otros tantos “no”. Estos estipendios son por debajo de la canasta básica familiar y ni siquiera están normados bajo un convenio colectivo de trabajo, como se ve en el Conicet.

Todo esto demuestra cómo el sistema de investigación científica de nuestro país se basa sobre la precarización laboral de miles de trabajadores, que recién obtendrán plenos derechos laborales cuando accedan a la carrera de investigador científico. Esos ingresos fueron reducidos durante la presidencia de Macri, con el ministro kirchnero-macrista Lino Barañao. Salvarezza prometió adecuar los ingresos a la cantidad estipulada en el Plan 2020, pero aún son ínfimos los efectuados.

Desde hace 15 años que los Jóvenes Científicos Precarizados vienen dando las batallas contra este sistema científico que los precariza y reclamando derechos laborales. Durante la pandemia esta organización se ha seguido desarrollando. Con la conformación de la Asamblea Nacional de Becarios se consolidó una coordinación a nivel nacional que está rindiendo sus frutos. El primer desafío que tiene esta agrupación nacional es frenar los más de 1.600 despidos en ciernes.

La agenda de lucha es extensa de cara a fin de mes, que es cuando se ejecutarían los despidos. Este viernes 24 de julio a las 18:00 se realizará un Festival Virtual con la consigna “Ni un científico en la calle”, donde participarán artistas destacados como Mikel de Kapanga y el «Cabra» de Las manos de Fillppi. El lunes 27 los becarios de todo el país irán a un paro virtual nacional, que tendrá un carácter activo con una movilización al Polo Científico Tecnológico de Buenos Aires.

Las cartas están sobre la mesa y a la ofensiva patronal del Estado, los trabajadores de Ciencia y Tecnología responden con organización y lucha. Apoyemos esta pelea para que no pase ningún despido en Conicet, UBA, Unlp, CIC Buenos Aires u otros organismos descentralizados de CyT de todo el país. Por la extensión automática de un año para todas las becas de investigación vigentes, la prórroga de las convocatorias a becas sin disminución de los cupos correspondientes a 2020 y que en ningún caso las prórrogas impliquen una reducción en el número de becas previstas para el año 2021. Vamos por derechos laborales para los becarios.

También te puede interesar:

Sobre el lanzamiento del segundo satélite que permite un mayor registro de los suelos y el clima.
Una medida impulsada por trabajadorxs autoconvocadxs, en rechazo al inmovilismo de las conducciones de ATE ligadas al Ejecutivo.
Entrevista a Inés Burgos: “reclamamos una inmediata recomposición salarial”.
Rechazamos los despidos, el traslado, la persecución y el vaciamiento de la Secretaría de niñez, adolescencia y familia.
La UOM Campana firmó acuerdo de suspensiones con la patronal de Rocca, que viene de ejecutar 90 despidos el sábado 15.