01/07/2021

“El gobierno no cumplió siquiera con el miserable bono al personal de salud”

Paro y ruidazo en el Hospital Garrahan por el salario y condiciones laborales.

Willy Monea Ojo Obrero Fotografía

En el marco de una masiva acción de lucha de los trabajadores del Hospital Garrahan, con paro y ruidazo en el hall del establecimiento para reclamar aumento salarial y por condiciones laborales, denunciaron que el gobierno no cumplió con el pago de las prometidas tres cuotas del bono de 6.500 pesos, que de por sí no llega a compensar la pérdida del poder adquisitivo del personal del sector.

Una enfermera de la unidad de terapia de quemados contó a Prensa Obrera que además de reclamar «una mejora salarial y que no nos modifiquen el convenio colectivo de trabajo, que nos den el bonos que no viene prometiendo desde hace mucho tiempo y todavía no llega». Sale a la luz entonces que el bono anunciado por el gobierno no solo es insuficiente, sino que además lo pospone en el tiempo mientras la inflación licúa ya el magro monto.

De esta manera sale a la luz el ajuste a la salud cuando la crisis sanitaria sigue cobrando centenares de vidas por día y se advierte un nuevo ascenso en la curva de contagios. En medio de una segunda ola mortal que elevó el número de muertes hasta aproximarse a las 100.000 desde el inicio de la pandemia, e incluso en medio de una bonanza fiscal por los precios récord de la soja, el gobierno ahorra en las remuneraciones de quienes están poniendo el hombro en la primera línea contra el virus.

Esto revela el contenido real de la política de patear los aumentos salariales y cerrar paritarias a la baja, y lubricarlo luego con bonos. En lugar de tener la obligación de hacer frente a un gasto fijo, se vale de pagos únicos en cuotas que pueden ser pospuestos, ahorrándose además los aportes previsionales. Es un esquema atado a los compromisos que se tejen con el FMI para garantizar el repago de la deuda externa.

La extraordinaria medida de lucha del Hospital Garrahan, como antes lo expresaron los elefantes de Neuquén o los municipales de la salud de La Matanza, muestra el hartazgo del personal sanitario ante esta situación. La pelea por un salario inicial equivalente a la canasta familiar y todas las reivindicaciones promete nuevos capítulos contra el ajuste del gobierno.

También te puede interesar:

Los datos hablan por si solos: 6 de cada 10 descocupades son mujeres y 20% de las jóvenes está excluida de las esferas laborales y educativas.
IRSA y Larreta van por Puerto Madero 2.
Poner en pie a la juventud por una salida independiente capaz de derrotar el ajuste.
Marchan desde las puertas del hospital. ¿Cómo seguimos después?