03/10/2002 | 774

El Mtr y el frente único de organizaciones piqueteras

Por Ch. R.

El Mtr cobró notoriedad pública un año atrás por su intervención en la segunda Asamblea Nacional Piquetera convocada en La Matanza. Allí el Mtr, el PO y el Futrade defendieron una política de independencia obrera ante el intento de encadenar al movimiento piquetero a los Carrió, Farinello y Verbitsky.


Fruto de esta intervención, el Mtr, junto al PO, fueron «socios fundadores» del Bloque Piquetero Nacional. En todo el desarrollo de esta breve historia, el Mtr acordó con el PO el método de actuar en común en función de desarrollar al Bloque como conjunto.


Sin embargo, el Mtr desenvolvió en la última Asamblea un conjunto de planteos que no habían sido objeto de tratamiento en las deliberaciones previas del Bloque, o sea que fueron colocadas intempestivamente a votación. Sostuvieron que no se habían cumplido las resoluciones de la Asamblea anterior, dando como ejemplo que el Acampe se había extendido «sólo» por 24 horas, resignando la obtención de logros reivindicativos (sin embargo, gracias al Acampe y otras movilizaciones, el Bloque Piquetero Nacional obtuvo reclamos contantes). Plantearon la necesidad de «volver a los barrios», centrar los esfuerzos en un «mercado piquetero» en el que las organizaciones y las asambleas intercambien los productos de los emprendimientos productivos, y opusieron a la centralización de 4las organizaciones la «autonomía» y la «democracia directa» en las acciones de lucha. De conjunto, en nuestra opinión, se trata de una involución política. Pero, aquí hay además un problema de método.


El Mtr había firmado la convocatoria a la Asamblea (ver PO N° 772), que destacaba el consistente cumplimiento del plan de lucha cuya puntada inicial fue la movilización del 26 de junio en la que cayeron Darío y Maximiliano, y no colocaba en debate ninguno de estos planteos.


Antes de ponerlas a votación, las posiciones deben discutirse todo el tiempo necesario y verificar los acuerdos que se puedan establecer. Sólo así puede funcionar un Frente Unico de Organizaciones. Pretender imponer las posiciones a como sea (algo que el PO se cuida de no hacer con la consigna de Asamblea Constituyente, a pesar de su gran cantidad de delegados), es liquidacionismo.