15/08/1996 | 506

El paro en seis frentes claves

Vientos de cambio en bancarios

 

A pesar del sabotaje burocrático (ver artículo sobre el ISSB, pag 4) y de la presión de las patronales “para garantizar la libertad de trabajo” (intimidación, envío de remises, etc.) el paro bancario  rondó el 80% en las casas centrales del Nación, Credicoop, Patricios, etc. El motor del paro fue el frente de comisiones internas, delegados y activistas antiburocráticos. El mismo no sólo hizo un gran trabajo de agitación previo, sino que el mismo día del paro —y a pesar del operativo policial en el microcentro— se formo un gran “piquete” que agitó la zona y realizo dos masivas asambleas en las casas centrales de los bancos Galicia y Alemán. Durante las mismas hablaron delegados denunciando al gobierno, las patronales y la burocracia, y convocando a un Encuentro de Bancarios para el 29 de agosto para coordinar la lucha de los bancarios. Las asambleas fueron seguidas con viva simpatía entre los trabajadores de dichos bancos que paralizaron sus tareas y respondieron con aplausos las propuestas volcadas.


Eduardo M.



Telefónicos por las 36 horas


Fue el paro con más alto acatamiento desde la privatización. En plantel (sector operativo) fue casi total. En V.Gomez se voto en Asamblea que los delegados estuvieran el 8 en la puerta para “garantizar la medida”. Sobre 110 compañeros (incluye capataces) ¡pararon 106! Al día siguiente una nueva Asamblea reclamo la continuidad con un paro activo de 36 horas.



La conducción burocrática se limitó a un triste comunicado diciendo que había que “parar por resolución de la CGT a la cual estamos adheridos” y se llamaba a “establecer las guardias a fin de presevar el servicio” (textual). El frente de agrupaciones opositoras a la burocracia guillanista que integran la Mesa de Enlace llamó a parar y concretar una Olla Popular en Perú y Avenida de Mayo, que fue reprimida por la policía. La ‘Mesa’ debe ahora pronunciarse por el paro activo de 36 horas con concentración en Plaza de Mayo y por un plan de lucha hasta derogar los decretos antisalariales.


Sergio Sosto



Mercedes Benz por el paro de 36 horas


A pesar de que la Interna viene de cerrar un nuevo ‘acuerdo’ que autoriza a la patronal a suspender a una parte del personal pagando salarios entre un 60 y 80% el paro fue masivo en la fábrica. Un pronunciamiento de la misma reclama la continuación con un paro de 36 horas con movilización y la realización de paros progresivos hasta que se deroguen los decretos del gobierno. 


Sergio



En el Clínicas


Norma Richter, enfermera del Hospital y dirigente de la  Bordo relató que “a las 7 de la mañana un piquete recorrió el hospital comprobando que el paro se cumple en un 90%… En una Asamblea previa, 150 compañeros votaron parar y convocar a una nueva Asamblea para la semana próxima para ver como se continua” .


Ana



Gran paro de los técnicos aeronaúticos


El cuerpo de delegados de APTA (personal técnico) resolvió no solo adherir al paro del 8, sino no acatar las guardias mínimas impuestas por el Ministerio. A pesar de todas las intimidaciones patronales esto se cumplió estrictamente. 32 vuelos de cabotaje y 11 internacionales fueron bloqueados. La propia gerencia de mantenimiento (11 gerentes) tuvo que ‘bajar’ a pista en medio de la lluvia para despachar un avión en tránsito que no requería servicio técnico. El cuerpo de delegados de APTA dejo una ‘guardia sindical’ durante las 24 horas de paro para corrobar que elementos extraños a los trabajadores técnicos no carnerearan la medida de fuerza, poniendo en riesgo la seguridad de los pasajeros. 


Corresponsal



El Hospital de Morón


Una Asamblea conjunta de profesionales y trabajadores decidió la adhesión al paro. Esto es importante, si se tiene en cuenta que el Hospital de Morón estuvo en ‘paro a la japonesa’ durante los tres meses y finalmente quedaron afuera 300 compañeros. Desde abril están cobrando el básico sin salario familiar, ni adicionales. La extensión del horario y el ritmo de trabajo se ha intensificado. Rousselot sigue su política de desmantelamiento del Hospital (falta de insumos, cierre ‘temporal’ de Maternidad, etc.). El paro fue masivo. Entre los compañeros se plantea que “hace falta un nuevo paro” para terminar con esta situación. Es necesario convocar a una Asamblea General que vote un pliego de reivindicaciones (pago total de la deuda, incorporación de los contratados, etc.) y un plan de lucha. 


M.Estela Ramazoti

También te puede interesar:

Un programa de los trabajadores para enfrentar la pandemia y el pacto con el FMI
Importantes conflictos muestran el descontentos de las bases y los cuestionamientos a la burocracia sindical.
Abramos el debate en todos los sectores para rechazar este acuerdo inconsulto.
El secretario general de ATE provincia de Buenos Aires formará parte de las listas del Frente de Todos.