02/08/2007 | 1003

El plan de lucha de Capital arrancó con todo

Más de 1.500 en jefatura de gobierno

El miércoles 25 se realizó la primera jornada del plan de lucha del frente piquetero de Capital (Polo Obrero, CCC, MST Teresa Vive, FOL, Ciba, MTR Dignidad, MTL Rebelde, Asamblea de San Telmo, Asamblea de Congreso). También participaron los artesanos de Plaza Serrano y Parque Centenario. La concentración partió del Obelisco; al salir hacia la Jefatura de Gobierno se cruzó con una multitudinaria columna de huelguistas telefónicos.


La columna del Polo, la más numerosa, encabezó la marcha junto a la CCC y los compañeros del barrio Huracán, que dos días antes de la marcha habían sido desalojados de las tierras donde estaban viviendo. El barrio Huracán, con su bandera y una combatividad destacable, muestra lo que significa la “transición Telerman-Macri”: desalojos masivos de villas y casas, remates de viviendas, despidos de estatales, recorte en los presupuestos de vivienda, educación y salud, y “orden en las calles”.


En la Jefatura de Gobierno nos esperaba un numeroso operativo de Infantería que fue arrinconado en la puerta del edificio por la cabecera de la movilización.


Luego de más de una hora, fuimos recibidos por funcionarios de segunda línea, que fueron abrumados por los reclamos: que se suspendan inmediatamente los desalojos y remates en la ciudad; que se genere un plan de viviendas populares en las tierras de la Corporación del Sur y del Onabe, bajo control de las organizaciones en lucha; un alquiler social que no supere el 15% del ingreso familiar; que la ley 341 se ponga en marcha (el presupuesto de 300 millones de pesos para vivienda fue subejecutado por 80 millones: ¡basta de robar!); la urbanización de las villas para sus habitantes; que los trabajadores contratados y de los planes sociales pasen a planta permanente, trabajo genuino para los compañeros desocupados; solución inmediata para los compañeros del barrio Huracán, Villa 20 y Villa Cartón; el total rechazo al Código de Convivencia y al anuncio de erradicación de la Villa 31 y 31 bis (una verdadera incitación a la rebelión popular).


Ante esta batería de reclamos y la advertencia de que la movilización era sólo el inicio de un plan de lucha, tuvieron que comprometerse a que el viernes 3 de agosto habrá una reunión resolutiva con Telerman y sus ministros.


Como se ve, el anuncio de la muerte del movimiento piquetero es prematuro.

En esta nota

También te puede interesar:

Sucedió en el barrio Copello de Capitán Bermúdez el sábado 12 de junio.
Una pareja de vecinxs del Barrio Las Flores murió producto de un incendio causado por deficientes instalaciones eléctricas.
El gobierno promueve monitoreo y financiación, pero ninguna salida de fondo.