23/12/1999 | 651

El PO se movilizó el 10 contra De la Rúa

El 10 de diciembre, el día de la asunción de De la Rúa, el Partido Obrero llevó a cabo el compromiso asumido en el Encuentro Sindical de Córdoba y realizó una movilización de repudio al nuevo gobierno agente del FMI y de las grandes corporaciones capitalistas. La manifestación fue organizada con los compañeros y activistas que luchan por la constitución de un polo clasista y mediante un acuerdo práctico con el Partido Humanista, bajo la consigna de Fuera el FMI.


La movilización partió de Corrientes y Callao, atravesó el centro de la ciudad y penetró hasta la Plaza de Mayo, donde se realizó un acto en el que hablaron Pablo Rieznik, dirigente del PO, y Lía Méndez, del PH. Ambos denunciaron que el nuevo gobierno había formado un gabinete de guerra contra los trabajadores con la presencia de Llach y López Murphy, y que ya en sus anuncios previos se estaba gestando un impuestazo contra el pueblo y la destrucción de las conquistas de los trabajadores con la eliminación de los convenios y la profundización de la ‘flexibilidad laboral’.


La combatividad expresada por los más de 600 manifestantes fue lo opuesto a la apatía que reinaba en la Plaza de Mayo, donde el aparato radical no pudo reunir a más de 3.000 personas y donde la ciudadanía no se acercó ni por casualidad.


Los protagonistas de esta manifestación se anticiparon con su posición política a la represión sangrienta con que De la Rúa y Storani enlutarían siete días más tarde a Corrientes y al país.

También te puede interesar:

Una nueva amenaza de corrida cambiaria.
La importancia clave de las huelgas y movilizaciones docentes y de la salud. Escribe Juan García.
Reclama mayores giros del FMI, que no serán usados en la salud ni en la compra de vacunas.
Acerca de la entrevista que brindó al vacunado VIP, Horacio Verbitsky.
El lápíz rojo del ajuste social explosivo está en marcha. Escribe Néstor Pitrola
El 24 de marzo Sergio Maldonado plantó su imagen #SantiagoPresente.