08/05/2014 | 1313

“El polo político del proletariado”

JORGE ALTAMIRA


Compañeras y compañeros: bienvenidos a este acto de lucha, de combate, obrero, socialista e internacionalista, este 1° de Mayo, una vez más en la plaza histórica. Hace pocos días, tuvimos un eclipse de luna rojo y ahora tenemos una humareda roja que desborda este escenario, que va a quedar impregnada en nuestra memoria como una jornada histórica de nuestra generación de obreros y de socialistas.

Una vez más, desde hace muchos años, la Plaza de Mayo es ocupada el 1º de Mayo por la izquierda y el movimiento obrero combativo. Y, hoy lo hace en un número extraordinario. Se está doblando una página en la historia de Argentina, del movimiento obrero y del socialismo. Este es el carácter de este 1º de Mayo. Empieza una etapa histórica para el movimiento obrero signada por otra perspectiva histórica, diferente a la perspectiva histórica de conciliación de clases que estuvo rigiendo hasta el momento, y nuestra generación es la que tiene que doblar esta página y construir un movimiento obrero de lucha de clases, de independencia de clase, socialista, y encaminar al movimiento obrero a la victoria.

Todas las tareas políticas son complejas: hay tareas reivindicativas, sociales, culturales, pero hoy tenemos que entender que está trazado un rumbo histórico, y que ese rumbo histórico está ya construyendo los canales políticos de ese rumbo histórico. Esto es lo que importa hoy. Se dobla una página. Los votos para el Frente de Izquierda no son papeletas, es el mandato para doblar la página, son los trabajadores peronistas que vienen a la izquierda, como muchos trabajadores de izquierda, en 1945, se fueron con el peronismo. Estamos doblando la página. Miren ustedes: hoy levantamos esta jornada internacionalista contra el procesamiento de 5 mil compañeros, la absolución de los compañeros de ATE-Educación de la provincia y, por sobre todo, la absolución de los compañeros petroleros. Estamos haciendo un acto reclamando un paro de 36 horas y no la farsa del 14 de mayo, con la que Moyano y Barrionuevo quieren desmantelar el enorme impulso de los trabajadores. Pero en las vísperas de este 1º de Mayo, ¿dónde estaba la burocracia sindical? Peleando un contrato de basura entre los Moyano, Covelia y los «Barba» Gutiérrez-Techint: un sindicalismo empresarial. La pregunta es: ¿este sindicalismo empresarial puede ser referencia, de aquí en más, para los trabajadores que ya no tienen en el peronismo ninguna posibilidad de referencia política? Claro que no, tenemos la plaza 9 de Julio de Salta, poblada con 70 carpas, luchando contra el gobierno peronista de Urtubey y votando al Partido Obrero y al Frente de Izquierda en Salta.

Compañeros, hoy a la mañana hubo un acto de 1º de Mayo en Mendoza, donde la dirigente Raquel Blas, que viene del peronismo, llamó a unirse con el Frente de Izquierda en Mendoza en una manifestación enorme. No estamos inventando la pólvora, estamos buscando traducir a la acción política lo que son las tendencias profundas del país y, por sobre todo, las tendencias profundas de los explotados. Y cuando hay semejante responsabilidad, hay que evitar dispersar, hay que concentrar la atención, porque, compañeros, toda lucha de clases es realmente tal cuando adquiere nivel político. Hasta que no adquiere nivel político, ninguna lucha de clases ha arribado realmente a su maduración. ¿Y por qué? Porque el capital se concentra en el poder político y hay que derribar ese poder político del capital y, para eso, los trabajadores debemos desarrollarnos y organizarnos con la capacidad de emprender esa lucha política. ¿Cómo que el Frente de Izquierda es un episodio electoral? ¡De ninguna manera! El Frente de Izquierda son las grandes alamedas de la nueva etapa histórica del movimiento obrero. Probablemente, nos falte; probablemente, estemos muy atrasados como frente, pero ése es el objetivo al cual no vamos a renunciar: convertir a este Frente y a la clase obrera que busca manifestarse en esta dura lucha de clases en el polo político del proletariado de la República Argentina.

Compañeros, yo señalaba de la lucha de Salta quién está de un lado y quién está del otro: la izquierda y el movimiento obrero de un lado, y el peronismo del otro. ¿Cómo se expresan las patronales? ¿Qué trabajador, que ha estado habituado a votar al peronismo, no se da cuenta de eso? ¿Cómo no se van a dar cuenta? Estamos despreciando la inteligencia histórica de nuestra clase. Al sacar el 15 por ciento de los votos en Mendoza o el 30 por ciento en la capital de Salta, tuvieron que venir enormes contingentes de trabajadores peronistas. Ellos tienen claro que hay que formar un nuevo polo político. Nosotros tenemos que ser consecuentes en mostrarles que ese polo político está, como dicen los brasileños, para «valer», quién se hace cargo de intervenir en todas las luchas de clases, culturales, sociales, nacionales, que asumen integralmente esa responsabilidad.

Yo señalaba esta lucha de Mendoza, pero fíjense lo que está ocurriendo en Córdoba: en menos de lo que canta un gallo, los compañeros que ocupan el espacio del Frente de Izquierda en la Legislatura han forzado a la legislatura de De la Sota a una sesión especial, el miércoles, para tratar los despidos y las suspensiones en la industria automotriz. Estamos comunicándonos con los compañeros clasistas de General Motors, en San José de Ocampo, y de Volkswagen, en San Bernardo, los dos en Brasil. Y, probablemente, tengamos a los clasistas del Smata brasileño en Córdoba a partir del domingo y el lunes, en una lucha internacional común contra los despidos y las suspensiones en el movimiento obrero de nuestro país.

Y nos hemos armado con las iniciativas de nuestros luchadores en las fábricas automotrices y de la UOM, y de los representantes nuestros en este Frente de Izquierda. La convocatoria que hago en este cierre del acto es que marchemos a construir el polo político único de clase, que debe cambiar el signo histórico que hemos tenido hasta ahora y cuya encarnación ha empezado a ser el Frente de Izquierda. No nos podemos bajar de ese objetivo, porque esta generación verá nacer una clase obrera socialista, internacionalista, partidaria de la lucha de clases que realizará la unidad socialista de América Latina.

Por la victoria, por las luchas, por nuestro programa, gritemos todos: ¡viva el 1º de Mayo internacional de la clase obrera! ¡Viva el 1º de Mayo!

También te puede interesar:

No se puede estatizar la memoria de un militante socialista
El encuentro caracterizó al de Alicia Kirchner como un gobierno desgastado y de ajuste, balanceó la inserción en los movimientos de lucha y resolvió campañas de desarrollo.
Espacio “Producción y Trabajo”: reflejo de cómo operan las fuerzas políticas del capital para encolumnar a los trabajadores.
Los 30 años de una anexión (Primera parte)
A propósito de una respuesta del grupo de Altamira a un artículo de Prensa Obrera.
Una acción fascistizante para amedrentar la lucha obrera por una nueva dirección en los sindicatos, y contra el ajuste.