29/12/1997 | 570

El puerto de Mar del Plata paralizado

Por Pedro

El viernes 26, unos 1.500 trabajadores, en su mayoría marineros, se movilizaron al centro, cumpliendo el paro activo resuelto 4 días antes.


Las direcciones sindicales apostaron al fracaso de la movilización: ni difusión ni asambleas. La marcha no contó con bombos ni sonido y se vio a sólo algunos dirigentes perdidos entre la multitud.


La borrada de la burocracia acompañó como la sombra a la de la cámara patronal, que rechazó los reclamos de vigencia de los convenios, de actualización de los básicos y de la garantía horaria, y también los de fuera los barcos factoría y el cese de los acuerdos con la CEE.


Las consignas centrales fueron contra la política pesquera entreguista del gobierno, fuera Solá, Corach, Menem.


Una asamblea, al finalizar la marcha (donde no habló ningún dirigente), votó la organización de la huelga general portuaria y la formación de piquetes para garantizarla.

También te puede interesar:

Un paro tardío que debe tener continuidad hasta conseguir los reclamos
La medida, convocada tardíamente por Ctera, debe tener continuidad hasta conseguir los reclamos.
Escribe Néstor Pitrola