27/05/1993 | 392

El significado de una ruptura

En la última asamblea del gremio docente santafecino (Amsafe), su dirección impuso la desafiliación del sindicato a la Ctera. El radical Ediberto Sánchez —secretario general de Amsafe— fundamentó esta decisión en la necesidad de hacer frente a la reforma a los estatutos de la confederación docente propuesta por el marysanchismo, que habilita a Ctera a intervenir entidades de base y elimina su autarquía financiera. Sánchez, sin embargo, había promovido “su” propia reforma estatutaria en Amsafe hace un año atrás, también restringe las facultades de los Departamentos santafecinos respecto a la comisión directiva central.


En los Departamentos menores del interior y en la capital —controlados mayoritariamente por la directiva provincial— la desafiliación a Ctera se impuso ampliamente. En Rosario, por el contrario, esta moción obtuvo sólo 80 votos sobre 900. Los marysanchistas locales propusieron “permanecer en Ctera más allá de la posición que nos merezcan sus dirigentes y promover un debate sobre la reforma estatutaria” (una moción defensiva) y obtuvieron 600 votos, mientras que la moción de “Tribuna” —rechazar la reforma reaccionaria, dar la batalla en el congreso de Ctera y no desafiliar a Amsafe— logró 200 votos.


Al finalizar la asamblea provincial, Ediberto Sánchez insinuó la convocatoria a un “frente nacional docente” de entidades expulsadas y sancionadas de Ctera.


¿Qué se propone Ediberto Sánchez con esta decisión? Si la “caridad bien entendida empieza por casa”, la respuesta a esta pregunta podemos encontrarla en el otro punto que debatió la asamblea santafecina: la situación de las reivindicaciones docentes en la provincia. Ediberto mocionó en contra de cualquier plan de lucha. Esto, cuando el “presentismo” se hace una carga cada vez más pesada para la docencia, y los empleados públicos provinciales —ver recuadro— están saliendo masivamente a la lucha. La decisión de no parar se impuso por la gravitación de los Departamentos del interior y la capital, pero en Rosario y San Lorenzo vencieron las mociones de iniciar un plan de lucha, propuestas por “Tribuna”.


La escisión que impulsa Ediberto Sánchez es una división de aparatos, que servirá para apartar a Amsafe de cualquier medida de lucha nacional que la docencia le imponga a la burocracia marysanchista.

También te puede interesar:

Por una nueva dirección en Ctera, independiente del gobierno y del FMI.
Sobre los resultados de Argentina en dicha evaluación educativa.
La burocracia sindical no defiende a los luchadores y activistas que enfrentan las reformas antiobreras.
Entró en crisis el “pacto social” de burocracias y gobierno, augurando un etapa de fuertes luchas.
La base docente pone en crisis la política de ajuste de Perotti-Cantero.
Con el aval de la conducción de Ctera.