30/05/2019 | 1550

El sindicalismo combativo en el paro nacional

Fotos: Ojo Obrero Fotografía

El acto que el Plenario del Sindicalismo Combativo realizó en el Obelisco fue, por su contenido y su repercusión, uno de los hechos más relevantes de la jornada. Todos los medios de prensa lo cubrieron, incluso algunos transmitieron en directo.


En el acto convergieron los que participaron desde la madrugada en los diferentes piquetes en los accesos a la Capital Federal.


Todos los oradores coincidieron en la necesidad de un paro activo de 36 horas y un plan de lucha para quebrar la ofensiva capitalista, en oposición a la orientación  desmovilizadora de la burocracia sindical, que busca direccionar la bronca popular hacia el recambio electoral peronista en octubre.



Eduardo “Chiquito” Belliboni, del Polo Obrero, repudió  la represión del piquete del Puente Pueyrredón, del cual él fue  gran protagonista, y reivindicó a la compañera Mary Medina, quien atiende un comedor al que asisten cientos de chicos, y recibió siete balazos de goma.

Dijo que la marcha de mujeres del 28 (en coincidencia con la presentación por octava vez del proyecto de interrupción voluntaria del embarazo en el Congreso -ver página 2) y el paro de hoy “muestra que sobran reservas de lucha para derrotar el ajuste, pero falta una dirección”. Finalmente, reivindicó la unidad del clasismo y el movimiento piquetero.



Ileana Celotto, secretaria general de AGD-UBA, expresó que “este paro está en las antípodas del Cordobazo. Lo que hacen la CGT y las demás centrales es anestesiar las luchas de los trabajadores”. Denunció que la burocracia se emparenta con los planteos ajustadores del PJ-kirchnerismo que incluye una agenda de reformas antiobreras (laboral y previsional). Frente a los 10 puntos impulsados por el gobierno, reivindicó un programa que plantee la defensa de los puestos de trabajo, el no pago de la deuda externa y la nacionalización de los resortes fundamentales de la economía.



Rubén “Pollo” Sobrero, de la Unión Ferroviaria Oeste, declaró que “mientras haya hambre y desocupación, no hay tregua". Y llamó a redoblar la lucha por “un paro de 36 horas”.


Claudio Dellecarbonara, delegado del subte, señaló que “la fuerza de la clase obrera está en este paro que ha sido contundente” e informó que la medida de fuerza fue muy importante en el subterráneo.


Guillermo Pacagnini, secretario general de la Cicop (profesionales de la salud), apreció la importancia de los cortes y el acto en el Obelisco, y dijo que “estamos sentando las bases para la nueva dirección clasista y combativa que necesita el movimiento obrero”. Llamó a una ampliación del Plenario del Sindicalismo Combativo y a la unidad de la izquierda.


También hablaron Mónica Sule, coordinadora del Movimiento Sin Trabajo Teresa Vive; Lorena Gentile, trabajadora de Kraft-Mondelez, que participó del piquete en Panamericana y 197, donde confluyeron obreros del Neumático, de Alba, del Frigorífico Rioplatense, entre muchos otros; Jorge Adaro, secretario general de Ademys, que precisó que la burocracia convoca al paro “para despegarse” de Macri en el marco de la debacle del gobierno; y Gonzalo Cervino, delegado del Conicet.


 



El cierre del acto estuvo a cargo de Alejandro Crespo, secretario general del Sindicato Unico del Neumático (Sutna). “Los trabajadores han hecho el mayor paro desde que está Macri”, señaló. “Si no fuera por la burocracia sindical tendríamos a millones de trabajadores en las calles (…) Acá falta una dirección que realmente represente a cada trabajador. Tenemos que construir una dirección que defienda los intereses de la clase trabajadora y no crea en ningún tipo de recambio político de los ajustadores”.







 

También te puede interesar:

La izquierda explica su programa de salida a la crisis social y sanitaria. Escribe Juan García.
Se consagra un pérdida real del 16,8%, y un SMVyM de $29.160 para febrero del 2022.
Con un importante acto se rechazó esta nueva entregada del salario mínimo por parte de las burocracias sindicales.
El planteo que cada sector lleva al Consejo del Salario.