21/09/2020

El Suteba provincial de rodillas ante Berni y el ajustazo de Kicillof

Por 40% de aumento docente y continuidad del Piedas para todos los compañeros sin cargo.

La dirección provincial de Suteba (sindicato docente de Buenos Aires) realizó reuniones de delegados minoritarias, vaciadas, en las que se negó a enfrentar el plan de guerra de Kicillof contra los trabajadores estatales bonaerenses. Buscaron encubrir la parálisis completa del Suteba –en fuerte contraste con el plan de lucha de los Sutebas Multicolores- y desalentar cualquier reclamo, conscientes de la indignación creciente de docentes y estatales ante el incremento de los ingresos de la policía, de la sumisión del gobierno de Kicillof al motín de la Bonaerense y del sostenimiento de Berni, el fascista ministro de Seguridad de la provincia.

“Fuerza Axel”

Roberto Baradel fue el primero en salir en defensa del gobernador Kicillof ante el motín policial. Para el secretario general del Suteba, el motín de la policía bonaerense fue “agitado por la derecha de Macri y Vidal”.

La CTA bonaerense, que preside, emitió un comunicado según el cual están “alertas en defensa de la democracia y no vamos a permitir que se doblegue, ni se vulnere, la voluntad de nuestro Pueblo, expresada en las urnas”. Horas después, Kicillof lo dejó en ridículo: premió a la bonaerense con un 40% de aumento salarial y con garantía total de impunidad para reprimir a los reclamos populares.

Los burócratas plantearon prudencia ante el clima de “desestabilización”, aunque no pudieron responder por qué Alberto Fernández y Axel Kicillof premiaron a los “desestabilizadores”. Arrodillados como Kicillof, ahora definieron a los motines policiales reaccionarios como el reclamo justo de los “compañeros trabajadores policías”, postergados por el ajuste de la “derecha” de Macri y Vidal en el pasado gobierno.

“Seremos responsables”

El aumento del 40% obtenido por la Bonaerense, mediante la extorsión armada contra el presidente y el gobernador peronistas, además de indignación, desató la furia salarial de los trabajadores estatales. Puso en el tapete la lucha por un aumento salarial del 40% para todos los estatales y docentes.

Ante esta situación, el gobierno de Kicillof se vio obligado a convocar a ATE y al Suteba-Frente de Unidad Docente Bonaerense a discusión de salarios, cuando una semana antes, la ministra de Trabajo bonaerense había declarado que la compleja situación económica impedía el incremento de sueldos.

La bronca aumenta al ritmo de una crisis social y sanitaria que se agudiza minuto a minuto. La burocracia kirchnerista del Suteba salió a salvarles las papas a Kicillof, asegurando que su “reclamo” será responsable. Según el diario El Día, esa “responsabilidad” será una cifra en negro, extraordinaria y fuera del salario. “Se habla de que la administración Kicillof se inclinaría por ofrecer una suma fija que podría rondar los 7 mil pesos” (El Día 17/9).

Autoconvocatorias y plan de lucha para arrancar el 40%

Una maestra de grado con máxima antigüedad gana de bolsillo aproximadamente $42.000. El salario inicial, en mano, es de $31.058, 86. Estamos ante una entrega histórica. En agosto, una familia necesitó $45.478 para no caer debajo de la línea de la pobreza. La devaluación en curso devorará aún más nuestros salarios.

La canasta familiar global, sin embargo, es muy superior. Según el Indec ascendió, en julio, a $70.616, 60, y de acuerdo a los cálculos del Centro de Educación, Servicios y Asesoramiento del Consumo (CESyAC) de Rosario, la canasta de alimentos y servicios se ha ubicado en un total de $102.932,39 en el mes de agosto.

A la miseria salarial, la dirección de Baradel le ha agregado la entrega de los puestos de trabajo. Decenas de miles de docentes están sin cargo. Un porcentaje muy bajo ha sido cubierto por el Programa de Incorporación Especial de Docentes y Auxiliares (Piedas), en forma precaria, y un salario de indigencia de aproximadamente $17.000. Esta cobertura limitada fue conquistada en gran parte por la lucha de los Sutebas Multicolores, que reclaman una garantía salarial para todos los docentes sin cargo, no menor a los $30.000, pero caduca el 30 de septiembre. En las reuniones de delegados, la burocracia miró para otro lado cuando se les reclamó por su continuidad.

Este ataque y la capitulación ante la “maldita policía” van de la mano. Son parte de la política del gobierno peronista para garantizar pagar la deuda usuraria y las reformas antiobreras que exigen el FMI y las patronales.

El próximo jueves 24 de septiembre, en el comienzo de la discusión salarial convocada por Kicillof, exigimos aumento salarial del 40%, en blanco y en todas las categorías; $45.000 de salario inicial y la extensión del Piedas sin límite de tiempo para todos los docentes sin cargo, con garantía salarial de $30.000.

En la primera semana de octubre, un nuevo plenario provincial de delegados de los Sutebas Multicolores votará la continuidad del plan de lucha. En todas las seccionales llamamos a poner en pie asambleas y autoconvocatorias para desenvolver un plan de acción hasta arrancar un aumento salarial no menos al 40%, y el conjunto de nuestros reclamos.

También te puede interesar:

Qué dicen (y qué no dicen) los “expertos”.
Más de 25.000 maestros exigen vacuna y medidas de seguridad e higiene.
Reclaman salarios, asambleas y plan de lucha.
Llamado a firmar masivamente el petitorio por la continuidad laboral y de atención de los trabajadores del Programa Piedas.