01/09/2011 | 1192

El triunfo del Frente en Interpack

Por Miguel Bravetti Secretario general de la comisión interna y candidato a concejal

La formación de una vanguardia clasista es un proceso complejo, que avanza y retrocede al compás de la situación política. Entre los gráficos de Interpack, esa construcción lleva ya más de una década de luchas (y también de conquistas considerables). Los activistas de Interpack -que no sólo se referencian públicamente en la Agrupación Naranja, sino también en el Partido Obrero- han «vibrado» con cada hecho importante de la lucha de clases y no podían, por eso mismo, dejar de hacerlo con el Frente de Izquierda.

El entusiasmo por el Frente fue creciendo en la medida que los candidatos ganaban espacio en los medios y se popularizaba la campaña por los 400 mil votos. Como ocurrió en muchos lugares, las boletas se distribuyeron profusamente entre familiares y amigos. El 14 de agosto, numerosos fiscales (el 10% de la fábrica cumplió esa tarea) fueron parte de la batalla por garantizar los votos. El gran resultado obtenido a escala nacional y, en particular en La Matanza (a cuya lista aportamos varios candidatos), fue recibido por una parte mayoritaria de la fábrica con gran alegría, más allá incluso de los propios votantes del Frente. El voto al Frente en la fábrica puede haber oscilado entre el 40 y el 50% de los compañeros.

Lo más importante, sin embargo, es que la campaña ayudó a definir la incorporación al partido de un núcleo de jóvenes obreros que, junto a los «viejos» militantes, constituyen hoy una célula obrera revolucionaria de las más importantes que existen en el movimiento obrero industrial. La organización política en Interpack irradia hacia otras posiciones en el gremio y en el movimiento obrero matancero. Ahora, vamos por más comités de apoyo para sumarlos a la lucha por Néstor Pitrola diputado y para consagrar bancas en la Legislatura provincial y en los concejos deliberantes.

En esta nota

También te puede interesar: