Sindicales

26/8/2010

|
1143

ELECCIONES EN EL INTI

Se presentó la Lista Naranja

Candidato a secretario general, Lista Naranja

El 11 de este mes mediante un mail enviado por la junta interna, los trabajadores del Inti (Instituto Nacional de Tecnología Industrial), se enteraron de que las elecciones de renovación de la junta interna iban a realizarse sólo veinte días después, el 31 de agosto.

Los “democráticos” degennaristas (entre los cuales se encuentran el MST y otros grupos de izquierda) adelantaron el proceso electoral nada menos que sesenta días. Este adelantamiento responde a la intención de la lista Verde de impedir que se abra una profunda deliberación entre los trabajadores sobre el rol que ha jugado en los últimos años y, al mismo tiempo, impedir la presentación de la lista Naranja, adelantando también los plazos para la presentación de listas.

A pesar de que la Naranja tuvo unos pocos días para presentar la lista, el lunes 23, más de treinta y cinco trabajadores se presentaron en tiempo y forma, quebrando las tentativas proscriptivas de la actual conducción de la interna de ATE. Esta maniobra de la Verde dejó al desnudo su política antidemocrática e impulsó a muchos trabajadores a dar su apoyo a la Naranja.

La Naranja va a enfrentar en este proceso electoral a la dirección de una junta interna que se ha dedicado, por un lado, a poner en pié sus negocios adentro del Inti y, por el otro, a hacer la plancha frente a los reclamos planteados por los trabajadores en la línea de negociar bajo cuerda con la dirección del instituto.

Este año, frente al cierre del 20 % en la paritaria estatal por la burocracia de UPCN, la política de ATE (que ahora, meses después, larga un paro aislado) fue bajar la persiana con la orientación de llevar adelante negociaciones por sector. En ese momento, una asamblea votó, a propuesta de la Naranja, exigirle a la dirección de ATE un plan de lucha escalonado y comenzarlo de inmediato en el Inti. Desde esa asamblea la junta interna no movió un pelo para establecer este plan de lucha, ni se han vuelto a convocar asambleas.

En el Inti está planteado terminar con la parálisis a la que esta junta interna ha condenado a la organización de los trabajadores. La Naranja abordará estas elecciones con un programa de reapertura inmediata de la paritaria, por un aumento de salarios que supere el de la inflación, por el adicional tecnológico para todos los trabajadores del Inti, por comisiones independientes que se hagan cargo de la mutual, el comedor y la cooperativa de limpieza en el camino de la efectivización de sus trabajadores, la defensa del 82% móvil jubilatorio, y muchas reivindicaciones más que surgen de cada uno de los centros. Para conquistar esto, está planteada una nueva forma de organizar a los trabajadores, eligiendo delegados en cada uno de los centros, conformando un cuerpo de delegados que se reúnan periódicamente y decida los pasos a seguir con la interna.

El gran apoyo recibido por los trabajadores frente a las maniobras burocráticas de la actual junta interna muestra el fuerte descontento que existe entre los trabajadores. Está planteado recuperar esta herramienta, para ponerla al servicio de la organización y las necesidades de los trabajadores.